Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Kirie Tuan ID
Vie Nov 17, 2017 4:52 pm por Kirie

» Chou Twenties Price!!!
Miér Nov 08, 2017 2:03 pm por Misaka

» Reboot
Miér Nov 08, 2017 2:01 pm por Misaka

» Dado del odio amor
Miér Nov 08, 2017 1:58 pm por Misaka

» Dado de los reyes vagos... digo, magos :v
Miér Nov 08, 2017 1:55 pm por Misaka

» Nimloth
Jue Nov 02, 2017 1:32 pm por Misaka

» Es un cliche...? seh, y que?
Vie Oct 20, 2017 1:49 pm por Eita

» Ira del agua
Lun Jun 26, 2017 2:22 am por Izayoi

» Ira del trueno
Jue Jun 08, 2017 10:28 pm por Etincel


Entre gritos y pataleos se pone a prueba la paciencia

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Entre gritos y pataleos se pone a prueba la paciencia

Mensaje por Ruhia Bravely el Mar Nov 01, 2016 2:02 am

Como era de esperarse de tokio, las calles estaban tan concurridas que era casi imposible distinguir a una persona de entre el mar de gente, perfecto si quieres pasar desapercibido. Pero si eras de aquellos que odian a toda la humanidad y estar rodeado de gente, este lugar era el infierno en vida. Sentir como chocan contra ti, estar apretados cual sardinas en lata, el olor corporal de otros. Si, era el maldito infierno, en especial si odias al 98% de la población humana.

Solo tenía que apresurarse y salir de ahí lo más rápido posible para llegar….¡Al demonio no tenía ningún lugar a donde ir! Se había pasado días encerrado en su departamento y cuando no solo iba al trabajo, una simple rutina diaria. Claro que era su día libre, día cual se encerraba cual ermitaño en su cuarto y no hacía nada más que estar a oscuras en frente de la computadora. Si un día perfecto, lo seria si su teclado no hubiera pasado a mejor vida a causa de una, bueno, muy comprensible ataque de furia repentino. Por lo que claramente salió de su cueva a conseguir otro, pero más bien esto parecía una prueba para comprobar sus límites.

Un día común y corriente, los pájaros cantaban, el sol brillaba, portales locos atacaban. Si, solo un día como cualquiera. Ruyia miraba la multitud de gente, con Dorimon en brazos decidiendo que hacer, mejor dicho tratando de averiguar en donde había ido a parar esta vez. Bien, solo había logrado averiguar que estaba en alguna parte de Japón, eso era un comienzo.-¿Entonces….?-Hablo el dorimon mientras miraba el mar de gente que había en las calles.-Entonces….-Si Ruyia no encontró mejor respuesta que decir lo mismo.-¿Qué vamos a hacer?.-Pregunto el Doru, el mundo humano, no era realmente su lugar favorito para cuidar a su niña. Solo se encogió de hombros y respondió.-Lo de siempre, caminar por ahí, esperar a que algo pase, solucionarlo y que nos trague otro portal loco.-Si, la historia de su vida, al menos ya estaban acostumbrados a un desarrollo de situaciones tan extraño.

Ruyia entre la marea de gente mientras mantenía firmemente abrazado al pequeño digimon, solo iría hasta un parque cercano o a cualquier lugar despejo donde no fueran a llamar la atención. No es como si fuera a resaltar en un mar de gente en el país más raro del mundo.

-¿Ruyia?

@&%#!
Ruhia Bravely
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: Entre gritos y pataleos se pone a prueba la paciencia

Mensaje por Jem Blackthorn el Jue Nov 03, 2016 6:54 pm

Suspire preguntándome porque razón debíamos venir a Tokio y lo recordé, había sido un capricho de mi digimon, no quería que se sintiera aislado del mundo al estar únicamente en Londres por lo que acabamos llegando a Japón y para ser más específicos, uno de los lugares más abarrotados por las personas en el mundo a parte de Estados Unidos, China y la India. Al llegar pasamos la noche en un hotel, pensé que haríamos durante el día, es decir ahora, incluso había planeado recorrer la isla en tren bala y automóvil, sin embargo.... - ¡Aún lado maldición! -Mika empujaba a la gente abriéndose paso entre el tumulto mientras yo caminaba lo más cerca que podía de él, claro que él sabía de modales pero un Tsundere no los conoce a la hora de encontrar aquello que más le molesta y en éste momento lo que hastiaba al digimon demonio eran las personas- ¿Porqué demonios vinimos a la ciudad con mayor embotellamiento y personas transitando en el mundo? ¡¿Sabes cuanto duró uno de los embotellamientos más largos?! ¡nueve días! Es más de lo que mi raciocinio puede soportar. -Me disculpaba con cada persona a la que Mikael apartaba del camino, cabe mencionar que se encontraba en su forma rookie, claro que la gente solo lo veía como un cosplay.

Choqué con la espalda de alguien a quien no vi pero también parecía querer abrirse paso ante la gente, sin querer mi pie barrió con su tobillo por lo que le sujete de los hombros- Oh, discúlpame, no te vi realmente. -Sonreí ligera y dulcemente, típica sonrisa en mi, por su parte el digimon con apariencia humanoide detuvo su paso al ver a algo similar a un peluche en los brazos de una adolescente ¿Un digimon? Lo miró fijamente parpadeando por un momento- Kawaii usagi. -Lo señaló con su garra, era todo esponjoso como un conejo de pelaje gris y blanco, no tenía una tierna nariz que se moviese de lado a lado pero aun así era estrujable.
Jem Blackthorn
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: Entre gritos y pataleos se pone a prueba la paciencia

Mensaje por Ruhia Bravely el Sáb Dic 10, 2016 1:22 pm

Esto estaba mal, no error, esto no estaba mal ¡Esto era terrible! De todas las personas en tokio ¿¡tenía que aparecer justo el aquí!? Esto era sin duda un castigo por algo malo que hiso. Tenía que escapar de aquí tan rápido como sus piernas le permitieran ¿¡Por qué tenía que tener piernas cortas!?
Decir que Ruyia estaba nerviosa, bueno, sería decir poco, tan solo tenían que verla para darse cuenta que ella no quería estar ahí aunque la obligaran. Y doru era el que más notaba eso, es decir es fácil de notar que una persona está nerviosa cuando estas siendo cargado en sus brazos y siendo abrazado hasta el punto de la asfixia.
Kayen por su parte tenía su expresión típica de “pocos amigos” cosa que era verdad pero ese no era el punto aquí, pero también se notaba claramente sorprendido. A pesar de que no se volteo a verlo, claramente era su hermana, es decir cuántas personas con el cabello castaño….rosado, andan por tokio? Es algo obvio que tenía que ser ella.

Pero gracias a un chico caído del cielo, o traído del infierno según Kayen, se tropezó con él, provocando que el pelinegro se diera vuelta a enfrentarlo.-¡Fíjate por donde v-Oh no…no más de esas cosas.-Hablo fastidiado al ver al “cosplayer”  ya sabía cómo terminaría todo esto.
Ruyia por su parte dio unos dos pasos lentos y luego solo se echó a correr como alma que se la lleva el diablo, aunque dado quien era su hermano no había diferencias. Doru por su parte, sabia que debía permanecer en modo “peluche” aunque estaba tratando de averiguar que estaba pasando aquí, porque había otro digimon como si nada y quien era el hombre de pelo negro.
Cuando Kayen se volteo Ruyia ya había escapado a más de media calle de distancia.-¡Ruyia regresa aquí AHORA! .-Si, los vozarrones de los Bravely tenían muchas ventajas, como que su voz se escuche en media ciudad.

Y Por su parte la chica hiso lo más lógico al escuchar que alguien gritara que se detuviera, seguir corriendo sin mirar atrás, solo un idiota se quedaría cuando le gritan.
-¡ESA MOCOSA!.-Y así comenzó una persecución sacada de una película de acción, si como no, esto mas bien parecía una mala comedia.
Ruhia Bravely
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: Entre gritos y pataleos se pone a prueba la paciencia

Mensaje por Jem Blackthorn el Mar Dic 13, 2016 8:07 pm

Mika frunció el ceño ante el mal trato dado por parte de aquel muchacho, después que lo había atrapado le hablaba así de mal a su niño elegido ¿Quién creía que era? Al menos debía tomarse unos minutos para siquiera darle un maldito agradecimiento, muchas cosas pasaban por la cabeza del digimon hombre demonio, ninguno era positivo en su mayoría eran neutrales o negativos, no podía estar mas disgustado como en aquel momento y nunca lo había estado pues Londres era un lugar tranquilo a pesar que allí si debía viajar en digivice después de todo los copla y eran poco comunes en las calles de La Ciudad del Reloj. Sus puños se cerraron mostrando la furia que emanaba de su persona, de no ser por la visión humana estaba seguro que alrededor de Mikael habría un aura negra de destrucción, casi como un manto nocturno con intenciones asesinas, entre el pálido joven y el embotellamiento de personas solo podía esperar... Desastre.

Cómo una persona poseída comenzó a correr tras el muchacho de cabellos negros y aquella castaña... o pelirrosa, solté un suspiro poco común de mi siguiendo a mis digimon quien alcanzó al joven rápidamente cogiéndolo de la ropa para detenerlo, no contaba con que sus garras se queden trabadas en las vestimentas causando que arranque un gran trozo de tela, dejando al descubierto la espalda del pálido chico- ¡Deberías al menos dar las gracias, podrían haberte dejado que caigas de cara al piso! -Acusó con hastío en... En toda su existencia, mis ojos se dirigieron a la chica de cabellos rosa, dudaba que voltee hacia nosotros pues huía del azabache, solo sonreí con delicadeza acercándome a la chica la cual estaba rodeada de gente no sabia cuantas personas habría atropellado en el proceso de su escape o persecución.

Sonreí negando suavemente, si Mika exigía algo debía conseguirlo o simplemente no se detenía arrollando todo a su paso hasta llegar a su objetivo después de todo era un tsundere- Disculpa a Mika, es algo temperamental. -Apoyé mi mano en uno de los hombros del digimon pero este no cedería a pesar de todo.
Jem Blackthorn
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: Entre gritos y pataleos se pone a prueba la paciencia

Mensaje por Ruhia Bravely el Vie Dic 23, 2016 5:03 pm

¡Y la carrera comenzó! A la cabeza se encontraba Ruyia Bravely, seguida de cerca por Kayen Bravely y en tercer lugar Mika, esta carrera esta llegando a su punto decisivo en donde el ganador será decidido. ¡Un momento! Mika a sujetado a Kayen, la pista a quedado completamente libre para Ruyia Bravely dejándola como la ganadora de la persecución.

El sonido de la ropa siendo rota llamo la atención de Kayen, al menos lo suficiente para frenarse y darse la vuelta para ver a su atacante el daño provocado a sus prendas.-¿¡Y por que carajos rompes mi ropas!?.-Grito quitándole los trozos de tela negro que tenia entre las garras el digimon que quedaron enganchadas. Cuando volteo a ver detrás suyo, no había rastros de la castaña, su huida resulto exitosa. Solo soltó un gruñido bajo de la frustración.-¡Ugh! ¿Por qué todas estas criaturas tratan de evitar de encontrar a mi hermana?.-Se froto la sien mientras mantenía los ojos cerrados en su eterna expresión de fastidio.  

-¡Solo mantenlo lejos de mi estas criaturas ya me causaron demasiados problemas!.-Y comenzó a correr en una dirección al azar.  



Ruyia por su parte había corrido lo suficiente como para adentrarse en una pequeña calle que diría a un templo, el lugar mas bien parecía un pequeño bosque lleno de arboles, hiervas junto con un riachuelo y lago artificial, escaso de gente, costaba creer que seguían estando en tokyo.  La chica se apoyo en el barandal del puente rojo que cruzaba el lugar por la mitad, tanta tranquilidad le ayudaba a calmar su agitado corazón.-¿Quién era ese?.-Pregunto el dorimon que estaba en los brazos de la chica. Ruyia soltó un suspiro apartando su fleco de la cara.-Alguien a quien no le caigo bien.-Contesto con simpleza.
-¿Y el otro?

-La verdad. No tengo idea.
Ruhia Bravely
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: Entre gritos y pataleos se pone a prueba la paciencia

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado



Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.