Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Kirie Tuan ID
Vie Nov 17, 2017 4:52 pm por Kirie

» Chou Twenties Price!!!
Miér Nov 08, 2017 2:03 pm por Misaka

» Reboot
Miér Nov 08, 2017 2:01 pm por Misaka

» Dado del odio amor
Miér Nov 08, 2017 1:58 pm por Misaka

» Dado de los reyes vagos... digo, magos :v
Miér Nov 08, 2017 1:55 pm por Misaka

» Nimloth
Jue Nov 02, 2017 1:32 pm por Misaka

» Es un cliche...? seh, y que?
Vie Oct 20, 2017 1:49 pm por Eita

» Ira del agua
Lun Jun 26, 2017 2:22 am por Izayoi

» Ira del trueno
Jue Jun 08, 2017 10:28 pm por Etincel


Entre nostalgia y encuentro

Página 2 de 3. Precedente  1, 2, 3  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: Entre nostalgia y encuentro

Mensaje por Ruhia Bravely el Dom Mayo 15, 2016 7:59 pm

La pequeña palmon no espero al humano y al gamon, al contrario aumento el paso, hasta entrar a una pequeña casita de tantas que había en la aldea,  entrando en esta por unos segundos antes de salir, llevando una hoja ancha, la cual estaba llena de frutas de todos los tipos y colores, incluso algunas que eran irreconocibles, lo cual era normal, no era común encontrar frutas naranjas con lunares azules en las verdulerías. No tardo mucho en que varias palmons comenzaran a salir de sus casitas junto con algunas Tanemons, mirando con curiosidad a los visitantes que habían llegado a su pequeña aldea. Pero no hacían más que mirar y murmurar entre ellas, se podía notar con mucha facilidad que no estaban acostumbradas a los extraños. Pero poco a poco estas comenzaron a acercarse a causa de la curiosidad de ver digimons de otra especie que no fuera la suya.-¿Qué clase de digimon eres?.-Pregunto una tanemon mientras le jalaba el pantalón al humano, sin duda no sabía que los humanos no eran digimons. Otras simplemente tenían curiosidad por el Gaomon, jalándole con suavidad algunos mechotes de pelo o hasta la cola.
No se tardo mucho en armase una gran multitud de pequeñas plantitas alrededor de los visitantes haciendo preguntas de todo tipos.-¿Vives en aldeas con varios de tu clase?.-Pregunto una palmon entre la multitud. Claro si bien atosigaban con varias preguntas, no por eso eran descorteces, ya que pronto les alcanzaron unos vasos de madera tallada llenos de un liquido color ámbar y aroma dulzón.

Mientras tanto, dentro de la gran flor, Ruyia tomo asiento en lo que creía que era una silla, que en sí solo era una plata que se dividía en dos hojas aparentando una silla, por ahora aguantaba muy bien su peso, por lo que debía serlo. Miro como la digimon recostaba a Ciel en una especie de cama que solo era una planta gigante rellena de una especie de algodón rosado, en este lugar era muy difícil decir para que serbia cada cosa. Lillymon solo asintió a la pregunta de la Renamon, y se acerco al humano, primero que nada abriéndole la camisa para ver la gravedad de las heridas, a lo cual Doru no tardo en saltar sobre Ruyia y cubrirle los ojos con las patas.-¡No veas! ¡Eres muy joven para esto!.-Declaro el digimon, por su parte Ruyia quito las patas del digimon de los ojos.-No hagas eso, vi demasiadas cosas en el hospital como para que esto me afecte.- declaro quitándose de encima al digimon. No tardo mucho en que entraran dos palmons para ver que estaba pasando dentro de la casa de su líder.-Tenemos algunos ungüentos que usamos para las heridas, eso debería servir.- Lillymon explico, mientras comenzaba a buscar entre varios recipientes de cerámica que tenía en la casa. -Lillymon, e oído que tienes fascinación por la ropa humana ¿Podrías darle algunas a mi camarada? Ella….no tiene las mejores para viajar.-Hablo Dorumon, tratando de explicar la situación para dar muchos detalles, la digimon miro de pies a cabeza a la chica, definitivamente esa no era las mejores ropas para viajar, ni siquiera eran bonitas.-Palmon, traigan algunas ropas, ella las necesita más que yo.- Y como era de esperarse las digimons pequeñas no tardaron en acatar las órdenes comenzando a buscar en un mueble rosado, sacando varias prendas de ropa. –¡Ponte esto!.-Exclamo una de las Palmons pasando un vestido rosado con volados y listones, sin duda algo muy….femenino.-¡No! Mejor esto.-Exclamo la otra mostrando un vestido que parecía de una Cute Lolita, color blanco con verde. -¡Elije este!.-Exclamo acercando el vestido a Ruyia.
-¡No! ¡Este!.-Exclamo la otra acercándole aun más el vestido.
Ambas estuvieron discutiendo y tratando de colocarle el vestido a la muchacha, la cual solo retrocedía mas y mas en su lugar, hasta que finalmente se canso.-¡Basta!.-Grito apartando ambos vestidos, pudiendo al fin respirar en calma. Ambas Palmon se quedaron mirándole unos segundos antes de comenzar a discutir entre ellas, queriendo cada una tener la razón y echarle la culpa a la otra de que la humana reaccionara así. Ruyia, respiro hondo y solo sonrio.-Mejor muestréenme lo que hay y escogeré algo.- Dijo amablemente, y de inmediato ambas digimons la llevaron hacia el mueble rosado, mostrando toda la ropa que colecciono Lillymon, y cada una de colores brillantes. A los pocos minutos Ruyia escogió algunas prendas de ropa las que eran menos llamativas y decoradas, pero lo que paso después, bueno, solo era Ruyia siendo Ruyia. Ella comenzó a desabrochar los botones de la camisa de la piyama, haciendo que Doru al instante se sobresaltara.-¡Q-Que haces! ¡N-No puedes quitarte la ropa así como así frente a todos! .-La muchacha estaba de espaldas al resto del grupo pero ante los gritos del digimon se giro con la camisa abierta, la cual solo mostraba una pequeña parte del centro de su torso y una pequeña cicatriz que tenía en el esternón.-¿Qué tiene de malo? Todas aquí son chicas menos tu y el princeso durmiente, el cual parece que no despertara pronto. Además ni somos de la misma especie ¿Por qué te molesta tanto? .-Ruyia tenía un punto, no era muy diferente a cambiarse frente a un animalito. Doru sabiendo que no podía discutir con ella, se dio la vuelta y se cubrió los ojos hasta que su camarada terminara de cambiarse. La joven no tardo mucho en estar lista, usando una camisa sin mangas color blanco, junto con un chaleco color violeta y una falda que hacia juegos, pero dado la preocupación de su camarada y lo que diría por el largo, se coloco una calza negra debajo de esta. El calzado no fue problema, encontró un lindo par de botas blancas con bordes violeta de su talla, al parecer Lillymon también le gustaban los zapatos sin importar la talla. Pero con los brazos al descubierto, fácilmente se podía notar el daño de años y años que las intravenosas habían causado, teniendo varias marcas en morado oscuro, sientas pintas en rojo de la sangre y manchas amarillas de las zonas que aun no sanaban del todo. Sin duda sus muñecas y la fosa del codo, eran las zonas que mas habían sufrido.

Nota de usser:
Es la ropa que usa Ruyia en la firma, solo que sin el broche en el cuello

Lillymon, logro encontrar el ungüento medicinal que utilizaban para sus heridas, cuando quito la tapa del jarrón de cerámica, de inmediato un fuerte olor dulce inundo el lugar.-Esto bastara para sanar sus heridas.-La digimon puso el jarrón en un pequeño mueble cerca de la planta cama, Ruyia, guiada por su nariz, se acerco a este y metió la mano en este, colocándose un poco en la muñeca de la mano opuesta.-Huele muy bien, podría usarcé también de perfum-Agh!.-Gimió de dolor de forma repentina, toda su mano y brazos comenzaban a arderle y muy pronto su piel comenzó a irritarse tiñéndose de rojo. -¡Ruyia! ¿¡Q-Que p-pasa!?.-Dorumon no tardo en ir al lado de su camarada, viendo como la irritación comenzaba a extenderse. Lillymon por su parte llevo ambas manos a la boca cubriéndola y viendo con temor lo que pasaba.-¡Oh no! A-Acaso…¿ Es toxico para los humanos?.-Sí, la joven estaba teniendo semejante reacción tan solo por usarla en la piel, no quería ni imaginarse que hubiera pasado de ponerla en una herida abierta.-Ven ¡Tenemos que lavarte! .-Lillymon llevo a Ruyia fuera de la flor y la acerco al riachuelo comenzando a limpiarle las manos y brazos quitando cualquier rastro del ungüento. Doru por su parte, estaba más ocupado vigilando que no ocurriera una reacción peor en el cuerpo de la chica.
Ruhia Bravely
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: Entre nostalgia y encuentro

Mensaje por Ace el Dom Mayo 15, 2016 10:27 pm


Palmon, no nos había esperado pero poco después salió con varias frutas, algunas que ni existían en el mundo real bueno supongo que nunca sabrás que encontrarás aquí, seguido salieron varias Palmons, junto a Tanemon, por lo visto su preevolución. Después de mirarlas notó como una me jala del pantalón, haciéndome una pregunta. -Bueno, yo no soy un Digimon como ustedes, soy un humano, me llamó Ace.- Contesté a su pregunta tranquilamente, literalmente se notaba un poco por como murmuraban que no era para nada viejas las visitas, supongo que sería una después de tanto tiempo sin visitantes en su aldea. Observé a Gaomon, mi compañero andaba también rodeado por los pequeñas Tanemon, bueno no hizo nada ya que por parte eran Digimons bebes, y no daban tanto miedo como la humana. -Ho-hola, soy Gaomon.- Se presentó ante los demás Digimons, la verdad esperábamos descansar no ser el centro de atención bueno nunca nos agradó serlo pero algunas cosas pasaban así. Sinceramente primero tendríamos que esperar a que se apartaran para poder tomar algunas de las frutas, queríamos comer y descansar por el momento, pero parecía como si fuera imposible. Pero tampoco queríamos dar una mala impresión a la pequeña aldea.
Ace
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: Entre nostalgia y encuentro

Mensaje por Ciel Lawlet el Lun Mayo 16, 2016 11:04 am

En aquel lugar donde ahora la gran mayoria del grupo se encontraba, Ai tuvo una gran mezcla de sentimientos, los cuales ocurrieron, en primer lugar debio admitir que se sintio aliviada de no tener que estar cargando a su tamer y que habian llegado a un lugar donde podian tratarlo, no por el hecho de que el pesara (y si que lo hacia), sino por que no tenia que quedarse mirando el cuerpo maltrecho de su unico "amigo", cosa que a decir verdad se le hacia un tanto dificil de soportar, es decir, tenia varias heridas en el cuerpo, naturalmente ella se preocuparia por el a un punto bastante elevado.

Luego de ello vino tambien el sentimiento de impotencia, naturalmente creado por el saber que todo su trabajo habia sido un tanto en vano, ya que ademas de la comida que ella le podia traer, no habia sido capaz de pararle sus heridas de ninguna manera, ni habia podido ser capaz de entender a su tamer a la perfeccion, algo que capaz Ciel si podia hacer, pese a su corta amistad, pues era ya intuible que se habia callado la boca con el fin de no hacerle sentir mal al estar haciendo las cosas mal y el corrigiendo las cosas que ella hacia cuando no le prestaba atencion.

Seguido a este sentimiento, vino algo de ira contra si misma por estarse deprimiendo cuando su tamer se encontraba en un momento tan delicado, no era realmente la hora de irse auto-flagelando pese a las acciones mal tomadas por ella misma, tambien debia de tener en cuenta que lo mas importante a decir verdad era su compañero, y fue mientras pensaba en esto que empezo a oir las cosas que ocurrian a su alrededor dejando de estar sentada en una de las sillas que estaba cerca de su compañero.

Mirando hacia el duo purpurina animado, Ai ladeo la cabeza al presenciar los eventos que acontecian, a decir verdad ella no tenia mucho sentido de la moda o mejor dicho, aun ni se habia dedicado a desarrollarlo, si debia decir que las ropas que la chica llevaba no eran comunes a la hora de viajar, pero tampoco le veia lo malo a decir verdad, le estaban abrigando y eso era mas que suficiente a la hora de ir vestida por los lares, verdad?

A decir verdad notando las acciones de Dorumon ella ni se movio del lugar, no sabia por que el digimon violeta se daba media vuelta y se cubria, ya que bueno, no sabia siquiera la palabra pudor pues esta momentaneamente no se encontraba en su diccionario, aunque si miro hacia abajo, mas que nada pensando en que haria su compañero en tal situacion y finalmente volvio a mirar hacia arriba una vez ella se habia cambiado por completo, notando ahora que tan colorida se encontraba y realmente sintiendo un cambio mas... acertado con la personalidad de la joven, aunque preguntandose algo... "que eran esas marcas en sus brazos?" Sintio el deseo de preguntar aquello, sin embargo se contuvo pues al mismo tiempo, sintio que no debia de hacerlo, despues de todo, su tamer no poseia dichas marcas... bueno a decir verdad poseia algo similar a una cruz con una llama en la parte media de su espalda, lo habia notado la primera vez que le vendo las heridas.

en version mas pequeña no tan grande.:

Finalmente noto como Lilymon al final encontro lo que se necesitaba y debia decir que por el aroma no parecia algo para nada peligroso, es mas su olor era suave, muy refinado y bastante agradable, sin embargo cuando iba a concordar con la usuaria del Dorumon sus oidos rapidamente captaron el grito de dolor que provino de la boca de Ruyia, notando con dolor como al parecer el unguiento que iban a usar en su tamer era dañino para los humanos.

"Toxico!?" Repitio acercandose a la pequeña y mirandole las irritaciones que comenzaban a formarsele en la mano hasta que Lilymon se la llevo fuera del lugar y le dejo alli sola con su tamer debido a que el Dorumon tambien se retiro para ver que nada mas grave pasara.

"Que debo hacer Ciel?" Le pregunto a su tamer inconciente mientras le miraba con una sencilla expresion de tristeza en su rostro, tan solo para luego seguirles y ver si podia ser de ayuda en algo, llevando la musculosa de su tamer para usarla de toalla y asi quitarle todo rastro posible del unguiento a la afectada, en si le habia salvado la vida a su tamer al haber tocado el unguiento antes de que el fuera "tratado" con este, lo cual muy probablemente le produciria la muerte, puesto a que la sangre lo llevaria a todo el cuerpo del joven y por ende terminaria por reventarle el corazon en un breve instante.

Mientras tanto Ciel comenzo a sentir como sus brazos, los cuales antes tenian un calido sentir en ellos, comenzaron a ponerse frios a causa de la reinante nevada que ocurria en el exterior de la zona donde el estaba oculto y por ahora, resguardado, sin embargo eso no le pudo hacer sentirse calmo en lo mas minimo, puesto a que no pasaron mas de unos segundos que el abrio los ojos y vio que al final y al cabo, no se encontraba solo en aquel lugar.

Frente a el se encontraba parado un sujeto de larga cabellera blanca, su piel en la oscuridad, se la notaba de un color palido casi grisaceo sin embargo solo podia ver parte del rostro de aquella persona, por lo que no podia distinguir con exactitud su nacionalidad. Tras breves segundos de mirarlo el joven abrio sus ojos y mostro que estos eran similares a los de el, pero su iris era por mucho diferente, pues tenia estos en forma de cruz invertida, su traje era un poco similar al de el, pero en vez de ser azul era mas bien negro oscuro ademas de que sobre abundaban en el las correas, tambien su boca estaba tapada por lo que parecia ser un cuello extremadamente alto de pulover, sin embargo este tenia imagenes de esqueletos en el.

Pese a todo esto, lo que mas resaltaba de la figura que se aparecio ante el era su unico cuerno que salia por la cabeza, era de un tamaño considerable, similar a una cabeza humana y con la misma forma que tenian algunos retratos demoniacos de las iglesias de anteaño, claramente esta persona no era para nada humana y a muchos podria de haberles aterrado de encontrarse semejante persona en tal lugar, sin embargo Ciel solo cerro sus ojos de una manera calmada antes de preguntar con una voz clara y calmada.

Ciel demonio:

"Asi que tu tambien te apareceras aqui?" Le pregunto el joven sin inmutarse pese al aspecto que tenia la criatura delante de el, su contrario, sin embargo, cerro sus ojos de una manera un tanto incomoda, pues podia deducirse que aun cubriendose la boca con su extravagante ropaje este se encontraba sonriendole de una forma un tanto... amable podria ser? En si parecia como si ambos sujetos se conocieran desde hacia mucho tiempo a decir verdad y todo se resolvio cuando este abrio su boca para hablar.

"Despues de todo, soy tu verdadero yo, no la fachada de humano que ha cubierto lo que realmente eres, mi querido Ciel." Le respondio el joven haciendo que Ciel apretara sus puños contra sus brazos con un poco de fuerza, claramente sabiendo a lo que el se referia, despues de todo, para uno de los asesinos mas mundialmente reconocidos, el termino humano podria a su vez ser una gran hipocresia, puesto a que en su haber, se encontraba el repertorio de gran cantidad de personas asesinadas sin misericordia alguna.

"No soy tu, ni tu eres yo." Le respondio el peli-azul mientras abria los ojos para mirarle con algo de rabia a su contrario, claramente enfurecido por las palabras que salian de aquella putrida boca, que extrañadamente no parecia demostrar enojo, sino por todo lo contrario, una felicidad de la naturaleza mas aterradora posible, puesto a que el era en si, la encarnacion de la frialdad y soledad, asi como tambien la masacre calmada y a su vez brutal, del joven peli-azul.

"Oh si que lo eres, Shangai, California, Tokyo, Kiev, todos esos nombres han sido ejemplo de las veces que me has abrazado, este lugar no es muy difernte a aquellos." Le refuto el otro joven deslizandose como si fuera una sombra hasta atras del joven antes de abrazarlo con suma ternura apoyando levemente su cuerpo contra el ajeno mientras Ciel se quedaba un tanto frio ante la respuesta, claramente queriendose negar, pero no pudiendo hacerlo pues los lugares que el mencionaba eran simbolo de emboscadas realizadas por supuestos compañeros, almas que luego se unieron al centenar que llevaba en su cuenta y que hacia poco le habian cobrado factura.
Ciel Lawlet
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: Entre nostalgia y encuentro

Mensaje por Ruhia Bravely el Lun Mayo 16, 2016 7:08 pm

Los murmullos entre las digimons que habitaban en la aldea, sin duda emocionadas por la idea de que u visitante sea humano, pero para desgracia del chico las pequeñas se amontonaron más a su alrededor hablando todas a la vez y preguntando distintas cosas, las cuales no se entendían ni la mitad de lo que decían a causa de que todas se decidieron por hablar a la vez. Parecía como si un montón de plantitas y flores se les hubiera dado por rodear al humano y al digimon, si un extraño estuviera viendo esto, sin duda llegaría a pensar que eran plantas comunes las cuales le estaban atacando, en vez de unas emocionadas plamons y tanemons. Pero claro, el humano no era el único centro de atención de toda la multitud florida y femenina, sino también el digimon, las plantitas no estaban acostumbradas a ver digimons de otras especies, en especial las más jóvenes. -¿De qué parte del digimundo vienen ustedes? ¿Qué tipo son los humanos? ¿Son fuertes? ¿Pueden comer frutas? ¿Los humanos nacen de huevos? .-Comenzó la metralleta de preguntas, sin duda la comida había sido dejada por completo de lado, en su lugar parecía una conferencia de preguntas hacia los invitados.

No muy lejos del escándalo, en el riachuelo que dividía la aldea en dos, se encontraban el resto del grupo, bueno casi todos. Lillymon se encontraba frotando los brazos de Ruyia tratando de quitar cualquier rastro del ungüento y evitar que la irritación siguiera creciendo a ese ritmo tan rápido, ya que en cuestión de segundos, esta creció hasta la mitad de ambos brazos. No podía limpiar estos tan rápido como quisiera, si frotaba con mucha fuerza las heridas que tenia comenzarían a sangrar. Doru por su parte parecía que iba a entrar en cualquier momento en un estado de pánico absoluto, pero de momento estaba tratando de mantener la calma, lo cual no era fácil con ver como su tamer tenía pequeñas lagrimas en la comisura de los ojos amenazando con caer a causa del dolor y el ardor que sentía por la irritación. Luego de unos minutos de estar lavando los brazos de la chica, finalmente todo el ungüento logro quitársele de encima, y para el bien de Ciel no tuvieron que llegar a tener que usar la prenda de ropa de este que la Renamon trajo.-Regresemos a dentro tenemos que cubrir la irritación con vendas mojadas para que estas bajen.-Hablo suavemente la líder, al sentir culpa por todo lo que había pasado y que su mejor ungüento para heridas sea tan toxico para los humanos.

Regresaron dentro de la flor gigante, pero claramente se podía sentir un aura densa en todo el lugar, incluso nadie se atrevía a sacar un tema para hablar, bueno así era hasta que Ruyia comenzó a hablar.-Bueno eso no sirvió, solo hay que probar otra cosa y ya.-Declaro sin importarle todo lo que sucedió hace unos instantes, lo cual era verdad, aunque Doru no estaba tan entusiasmado con la idea.-Ruyia no es tan fácil… esto comprobó que varias de nuestras plantas que usamos los digimons son toxicas para los humanos.-Su voz sonaba bastante preocupada, ya que si era así, significaba que su camarada en un momento de apuro no podría asistirla.-Entonces solo busquemos plantas medicinales que sean idénticas a las del mundo humano como….Aloe! La cual se ve como….esa planta extrañamente.-Declaro señalando una planta de Aloe vera que crecía un una gran maceta, Lillymon miro la planta y luego a la chica, claramente confundida.-Esa es solo una plata decorativa, no sirve de mucho.-Declaro, Dorumon por su parte se acerco a la planta y corto una hoja olfateándola.-No tengo mucha experiencia con plantas del mundo humano….pero estoy seguro que es la que dice Ruyia.-Con la hoja en mano, Doru comenzó a buscar entre las cosas de Lillymon, teniendo que saltar para conseguir las cosas, las cuales eran un mortero con un cuenco, cuando al fin logro tenerlos (con ayuda de un banquito) comenzó a moler la hoja hasta conseguir una pasta. Doru salió unos segundos afuera con la pasta verdosa para poner un poco de agua del riachuelo en este y mezclarlo, para luego regresar a la flor.- Si no me equivoco los humanos lo usan para quemaduras e irritaciones ¿no?- Explico Doru, para luego comenzar a poner la mescla verdosa sobre los brazos de Ruyia, la cual se estremeció un poco a causa del frio.-Si….pero no sirve para heridas abiertas…-Si bien esta planta era muy útil, no serbia de mucho para las heridas del humano.
Lillymon se quedo pensando unos instantes en que hacer, pero no lograba pensar en una solución.-Si tan solo hubiera un digimon que supiera usar magia….antes había un Wizarmon que vivía cerca pero desapareció de repente….-La digimon murmuro en voz baja, ese tipo de digimons no eran común en estos bosques y el único que conocía ya no estaba. Ruyia parpadeo unos instantes.- ¿Magia?.-Y como era de esperarse lo primero que se le ocurrió eran los magos que normalmente iban a animar a las fiestas infantiles. Dorumon se cruzo de brazos mientras pensaba por unos segundos en cómo explicar.-La Magia es….como un lenguaje de programación muy avanzado, el cual se puede utilizar de varias maneras, atacar, defenderse hasta sanar….solo los digimons nativos de Witchenly pueden hacerla o aquellos que hayan ido ahí…Incluso yo cuando fui ahí a aprender me fue extremadamente complicada.- Hablo el digimon explicando que era la magia en el digimundo, pero cuando vio a su alrededor la mirada de tanto Ruyia como Lillymon estaban clavadas en el haciendo que se sintiera nervioso y dándose cuenta que se le escapo información de mas.-Entonces tu sabes usar esa “magia” ¿verdad?.-Hablo finalmente Ruyia analizando cualquier rastro de mentira que pudiera delatar a su compañero, el cual estaba dudoso de hablar. -Ehh….Si….-Se notaba la duda en su voz pero no tenia rastros de mentira en su cara o voz.- ¡Bien! ¡Entonces hazlo! ¡Usa esa magia para curar a Ciel!.- Exclamo la chica feliz de encontrar una solución a todo esto, muy diferente de Doru que tenía la cabeza gacha y rascando su nuca.-No puedo…-Dijo por lo bajo mirando para otro lado, lo cual causo una mirada de confusión y enfado en Ruyia.-¿¡Por que no puedes!? ¡Dijiste que fuiste ahí a aprender deberías ser capaz!.-Alzo la voz tratando de obtener respuesta por parte de su compañero el cual apretó los dientes con fuerza.-¡No puedo utilizarla por ti! .-Grito haciendo que un repentino silencio inundara el lugar de forma repentina.-La magia de sanación….es muy complicada solo puedo usarla cada cierto tiempo….
-¿Entonces? Solo utilízala y-
-¡NO PUEDO POR QUE NO PODRIA USARLA EN TI! ¡Tú no eres como este humano! Él puede sanar con el tiempo…pero tu ¡Tu no! ¡Si te lastimas, si te hieres, incluso si caes de un árbol podrías morir al instante y yo no podría hacer nada! ¡Comprende que tu vida es la que correrá mas peligro en el futuro!.-Dorumon alzo mucho la voz tratando de hacer que su camarada entendiera lo difícil que era la situación, sobre todo porque si algo malo pasara el sería incapaz de poder ayudar en el momento, además conocía su estado de salud no podía simplemente correr esos riesgos. Ruyia por su parte tenía una expresión muy sombría, sin decir ni una palabra en lo absoluto salió de la flor gigante y camino hasta el árbol más grande y cercano, Lillymon y Dorumon sacaron la cabeza por la entrada para era que era lo que hacía, mientras Ruyia comenzaba a escalar el árbol llegando a lo más alto en un tiempo record.- ¡¿Ruyia que haces?!.- El pobre digimon violeta salió corriendo en dirección al árbol, mientras su tamer estaba casi en la cima del árbol donde las ramas eran notoriamente muy delgadas y apenas aguantaban su peso. –Dijiste que solo podías usar la magia conmigo ¿no? Por lo que para que la uses….¡VOY A SALTAR!.-Grito a todo pulmón haciendo que su grito resonara en todo el lugar, sin duda llamando la atención de todos.-¡Ruyia baja de ahí ahora mismo vas a lastimarte!.-Grito Doru en pleno ataque de pánico, al ver la gran locura que estaba haciendo su tamer.-¡NO LO HARE! ¡SALTARE SI NO USAS LA MAGIA EN EL! ¡ME IMPORTA UN COMINO LO QUE PASE EN EL FUTURO EL LA NECESITA AHORA!.-Grito con fuerza, y comenzó a ponerse de pie en la rama, sin duda tenía toda la intención de cumplir su palabra, y Dorumon solo podía ver desde abajo todo lo que hacía.-¡Esta bien ya entendí lo hare! ¡PERO BAJA DE AHÍ AHORA!.- Sin duda el digimon, estaba entrando en un ataque de histeria, muy diferente de su compañera que estaba en el árbol como si nada, incluso tenía una sonrisa victoriosa.-¡Yes!.-Antes de moverse miro a su alrededor dándose cuenta de una cosa importante.
-Oigan….¿Como bajo de aquí?
Ruhia Bravely
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: Entre nostalgia y encuentro

Mensaje por Ace el Mar Mayo 17, 2016 7:19 am


Genial, no quería más preguntas y fue lo primero que paso aparte, de acercarse más, bueno ya me estaba comenzando a molestar el caso así que no me molesté en contestar ninguna pregunta. Observé a mi compañero y por lo visto se sentía igual de incómodo ahora. Comencé a caminar apartando con mis manos a los Tanemons y Palmons, Gaomon, me me siguió sin pensarlo y mientras avanzaba solo dije. -Por favor ya basta, fin de la entrevista.- Comenté al aire con un tono lo suficientemente alto para ser escuchados por los Digimons, si no elevaba mi tono de voz no podría descansar para nada y esa era la prioridad en estos momentos. Me acerqué a la Palmon que había traído las frutas. -Disculpa la espera. Y gracias por las frutas Palmon.- Comenté, disculpándome por el retraso que había sucedido y agradeciendo por la comida que ofrecía. -Gracias por la comida.- Agradeció Gaomon, para poco después agarrar una y sin pensarlo mucho se sentó a comer tranquilamente, no quería más preguntas por el momento y eso se le notaba en su rostro, no andaba del todo muy conforme con la multitud de Digimons bebe y novato, pero bueno no podía culpar lo, también estaba cansado. Agarré también una fruta, para ser más exactos una manzana. Y sin más comencé a devorarla, tenía hambre después del viaje hacía este nuevo continente, luego ayudar a aquel sujeto y la entrevista, si la podría llamar así. Un día cansado la verdad, solo esperaba no molestarán más por un rato.
Ace
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: Entre nostalgia y encuentro

Mensaje por Ciel Lawlet el Mar Mayo 17, 2016 4:23 pm

Ciel seguia dormido en la casa de Lilymon, de eso no habia ninguna novedad que decir, o bueno mejor dicho no habia novedad y eso a su vez preocupaba mucho a Renamon, quien se sintio un tanto "frustrada" al ver como inclusive su intento por ayudar a la tamer termino por ser algo innecesario, a decir verdad no sabia que hacer, ya habia tratado de cuidar de su tamer y termino al parecer empeorandolo todo, a su vez, habia tratado de cuidarlo luego de que este se tuviera que practicar la auto-cirugia y aun asi no mejoraba, para mas habia necesitado de la ayuda ajena para saber de la aldea y traerlo a este lugar, en si Ai no podia sentirse mas frustrada llevado al caso presente que en cualquier otro momento, a decir verdad si su compañero llegaba a abrir los ojos ella le tendria atado a una silla y no le dejaria moverse nunca mas, hasta que sanara por completo claro estaba.

Mientras pensaba en eso y volvia a la cabaña, algo que los demas habian hecho para ahora tratar las heridas de la tamer femenina, ella se percato de la conversacion que acontecia alli adentro, estaba claro que por su bastante refinado oido podia hacer uso y abuso del eavesdropping o escuchar a tras puerta, bueno, no era como si la flor gigante que hacia de cabaña tuviera una puerta en primer lugar, pero aun asi un oido promedio no podria entender todo el termino de la conversacion con la facilidad que ella lo hizo en ese momento.

La voz pertenecia a Dorumon y mencionaba algo muy curioso, era sobre la magia en el digimundo, algo de lo que ella habia oido hablar por sus padres cuando era mucho mas pequeña, sin embargo que ahora varios años mas tarde, alguien hablara tan casualmente de ello, pues por lo que habia oido de ellos, no habian ni siquiera podido ir a estudiar dicha magia pues no eran capaces de hacerlo, bueno nunca habian salido de la fase de Renamon para ser exactos por lo que podia deberse a ello, ademas de que concordaba con las palabras que salian del Dorumon ya que no es como si pudiera usarse varias veces en un periodo corto de tiempo, ademas tenia muy bien entendido que su uso tambien debia de ser regulado y correcto, sino la persona, bueno en este caso, digimon, seria muy afectado por variadas reacciones adversas, en si ella no podia permitirle eso, sin embargo, antes de poder realizar alguna protesta en base a lo que la tamer comenzo a decir sobre que el digimon use la magia en su compañero, tuvo que alejarse de la puerta para que ella pudiera pasar y ver todo el show que montaba desde la cima de un arbol mientras se preguntaba, habiendo un digimon que puede volar, y otro que puede trepar, por que nadie realmente le ayudaba?

Tras ver que al parecer las negociaciones salieron a favor de la tamer Renamon suspiro pues ahora tendria que hablar con ella para convencerle de que su accionar no era para nada el correcto y que debia de dejarle la recuperacion de su tamer a medios... mas convencionales que el uso de magias y habilidades sobre humanas de las cuales no tenia certeza si no harian efectos aun peores en su camarada, por lo que al ver que ella no podia bajar simplemente suspiro con notoriedad, bueno si es que ella podia suspirar y rapidamente dio un salto con suma ligereza llegando hasta una de las ramas del arbol antes de volverse a impulsar para los lados ahora, con el fin de ir subiendo hacia donde se encontraba la tamer femenina del grupo, llegando a su lado en cuestion de segundos antes de tomarla debido a que supuso que se caeria de alli por los movimientos que sus piernas causaban en el arbol al estarse moviendo tanto en este y de inmediato una vez la tuvo sujeta con sus brazos, Ai salto nuevamente, esta vez hacia abajo cosa de que ellas dos pasaran por sobre todas las ramas del arbol y llegaran al suelo en un simple intento, hubiera sido algo divertido, aunque Ai por su parte se ligo un raspon de las ramas para protegerle a Ruyia de que no le pasara algo similar, despues de todo era natural saber que ella al ser humana no tendria la resistencia de un digimon.

Cuando llegaron al suelo Renamon la sujetaba aun en un tierno abrazo a decir verdad, suponia que debia hacerlo para calmarla y que se le fuera el miedo de aquel movimiento un tanto arriesgado que habia realizado instantes atras, por lo que una vez sintio que estaba todo mejor la solto, esperando que vinieran a revisarla para ver si no tenia alguna lastimadura, cosa que esperaba fuera asi, luego de eso fijo sus ojos azules en los de la tamer antes de hablar. "Lamento que hayas estado negociando con tu vida para tratar de ayudar a mi compañero... pero esa no es la solucion, como bien ya pudimos ver las cosas del digimundo no siempre tienen el mejor resultado en los humanos, el riesgo es demasiado grande como para dejar que podamos probar en el." Le dijo la Renamon poniendose de con una rodilla tocando el suelo, somo si fuera un caballero, o en este caso una caballero, no queria ser descortes, ni cruel con la joven, pero tenia que ser sicnera tambien y hablar sus preocupaciones, por lo que luego de ello simplemente continuo.

"Se por conocimiento, que Ciel tiene mucha sabiduria sobre como tratar a una persona, asi como tambien de medicamentos caseros y frutas y plantas, despues de todo, el tranquilamente se rehusaba a comer algunas de las bayas que yo le traia, explicandome que eran venenosas, por lo que si pudieramos despertar a Ciel. el podria decirnos como ayudarle a sanar sin problema alguno." Agrego Ai sin mirar a Ruyia a los ojos, no por que no quisiera, sino, por que estaba mintiendole en la cara y muy probablemente Dorumon podia saberlo, solo esperaba que confiara en ella, asi de esa manera no tendria que usar la magia de curar en su compañero y podrian buscarle otra solucion a este evento desafortunado, ademas sentia que el principal problema no era la herida en si, sino el estado en que su tamer se encontraba, no creia que el se hubiera desgastado tanto en poco tiempo, sino que algo mas, algo que ella y los demas ignoraban, estaba ocurriendo dentro de su tamer.

Efectivamente Ciel no se encontraba en las mejores situaciones dentro de su psiquis, el demonio habia pasado de ser un humano o bueno, una figura bastante refinada a ser una espesa bruma negra, la cual lentamente parecia querer cubrir al joven de cabello azul corto, su motivo ya era claro hasta el punto que Ciel rodo hacia adelante para separar ambos cuerpos de una buena vez, ciertamente si se quedaba quieto, aquel ser que era su "yo" real terminaria por ser devorado por el original, por esa esencia del matar que habia estado cuidandole durante toda su vida, no era algo valido luchar contra algo que uno no puede tocar, por lo que rapidamente comenzo a correr por los pasillos del santuario abandonado dentro de su mente, con el fin de evitar que su yo demonio se le acercara y terminara por corromperlo, algo que habia conseguido hacer en varias oportunidades en el pasado y que al dia de hoy Ciel detestaba con tudas sus fuerzas.

"No deberias alejarte, despues de todo el correr nunca te cansara, pero tampoco hara que puedas escapar de ti mismo." Le hablaba el demonio mientras se deslizaba por el suelo con una suma elegancia y tranquilidad, como si fuese un gato jugando con un rato, disfrutando del ver a su presa intentar huir y refugiarse en algun lugar sin exito real, despues de todo tenia razon, en este lugar solo se podrian encontrar a dos personas, a el y a si mismo, no habia lugar en su corazon para alguien mas, por lo menos no en estos instantes, donde su corazon habia sido pisoteado tantas veces que ya no tenia una forma acorde, donde su "compañerismo" o "Amistad" ya no eran mas que palabras vacias y cada tanto censuradas tras el ruido de una bala saliendo de la camara de una nueve milimetros mientras el casquillo caia pesadamente sobre el suelo y rebotaba un par de veces antes de rodar y frenar en el piso.

"Puede que no, pero hara bien a mi rutina diaria." Retruco el joven mientras seguia corriendo, no tenia realmente un motivo para frenar, no tenia siquiera un motivo para creer que algo positivo iba a ocurrir, pero si podia presentir que aun no se encontraba solo, se lo decia aquel calor en sus brazos que habia sentido hacia unos minutos atras, aquellos rostros que habia visto antes de apagar sus luces completamente y volver a visitar este lugar... si nada podia hacerse, al menos queria darles suficiente tiempo a los demas para que no se quedaran cerca de alli, cerca de lo que seria al momento de su despertar, si es que en algun momento lo hacia, pues habia entendido que eran muy buenas personas a decir verdad y por ello queria velar un poco por Ai, el monstruo tipo dinosaurio de color violeta que habia visto debajo de una chica de mucha luz.

Recordandolos ahora el joven penso que en parte le parecia un tanto injusto, no para el, sino para la joven, el tener que meterse a relacionarse con un ser como el, alguien oscuro y frio como las estalactitas de las montañas heladas, naturalmente el nunca se acercaria a dicha persona y para su fortuna y suerte, el nunca tendria que tener como objetivo a alguien asi, quiza a algun pariente o amigo, pero dada la luz que emitia aquella persona el estaba seguro de que era una joven de bien y alguien a quien no le pediria que mate en ningun momento de su vida, despues de todo, no queria volver a ver sus manos manchadas de sangre inocente otra vez mas, seguramente de ahcerlo su cordura finalmente se quebraria.
Ciel Lawlet
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: Entre nostalgia y encuentro

Mensaje por Ruhia Bravely el Jue Mayo 19, 2016 7:24 pm

La marejada de palmons inquietas y curiosas se calmo, alejándose poco a poco del ser humano junto con su digimon, claramente notaron que este no tenía la más mínima intención de participar en la entrevista, por lo que con una clara desilusión en la mirada, se alejaron de el, dándole espacio para que pudiera comer en finalmente, calma. De forma milagrosa, la palmon que tenia los alimentos no había perdido ni machacado ninguna de las frutas entre el ataque de las demás miembros de su especie. Apenas ellos recibieron la comida, dejo el reto de la fruta en una bajita mesa de madera que estaba cerca, para luego solo alejarse del lugar.

En cuanto el pequeño gato que termino atascándose en el árbol, es decir Ruyia, solo se quedo sentada en la rama mientras buscaba una forma de bajarse del árbol, estaba bastante calmada a comparación de su compañero el cual corría de un lado al otro gritando una que otra cosa incomprensible, más bien desde donde se encontraba, tampoco ayudaba que el digimon hablara tan rápido mesclando las palabras. Tal vez este no fue tan buen plan como creyó en un principio, pero bueno, ya estaba planeando como vivir en la cima de un árbol sin mayor problemas, una casa aquí no estaría mal, era buena vista. Sus planes tendrían que esperar, la rama en la cual estaba sentada podía sentir como comenzaba a ceder, pero no era solo esta, podía sentir como gran parte del árbol y las ramas temblaban, cuando presto atención a este detalle, noto como la Renamon a saltos llegaba hacia donde se encontraba sentada, luego esta solo estaba en sus brazos de la digimon. Solo cerró los ojos un instante y cuando los volvió abrir ya estaba en tierra, con ambos pies finalmente en tierra firme, recibiendo de forma repentina un abrazo, pero no era un abrazo común, era “ese” tipo de abrazos. Doru no tardo en acercarse y caminar alrededor de Ruyia, asegurándose que estuviera bien, nada por aquí, nada por allá, solo tenía el pelo un poco enredado, pero en si estaba completamente bien. -¿EN QUE ESTABAS PENSA-.Fue callado de forma repentina cuando el dedo índice de Ruyia fue colocado sobre su boca.-Si. Si. Lo que digas. Cállate un segundo.-Declaro, escuchando lo que la Renamon tenía todo que decir, pero estaba claro que su expresión no era exactamente  una muy feliz, al contrario estaba sonriendo de forma forzada ya que parecía que si dejaba de hacerlo, estallaría como una bomba nuclear. Finalmente, cuando la Renamon dijo lo que tenía que decir, Ruyia, bueno, no iba a quedarse callada.-Are you kidding me?.-No le importaba mucho si la digimon sabia o no Ingles, se notaba por su tono de voz que no estaba muy contenta.-Puedo comprender que tengas dudas, yo no soy la persona más confiable ¡PERO no puedo soportar que tengas dudas de mi camarada! ¡Lo que yo tengo es diez veces más grave, peligroso y complicado que las heridas que tiene tu tamer! ¡Y yo se que él es completamente capaz de sanar esas heridas sin efectos secundarios ya que quien sabe cuánto tiempo paso practicando esa magia para tratar lo que tengo y sobre todo para asegurarse mi bienestar! ¡Si hubieras prestado atención a la discusión de antes te hubieras dado cuenta que el prácticamente dijo “Puedo sanarlo pero tengo que priorizarte”! ¡Estoy harta que me prioricen sobre alguien que de verdad necesita ayuda y mucho más que yo! ¡Si realmente tienes un poco de preocupación por tu tamer TOMA LA MALDITA OPORTUNIDAD QUE TE DI POR QUE NO POR NADA SUBI A UN ARBOL PARA QUE ANDES DUDANDO.- Dejo salir todo lo que había mantenido en su pecho guardado durante los últimos minutos, su voz era fuerte, bastante, pero si no sacaba todo lo que guardo sin duda terminaría por darle un paro por estrés. –Otra cosa….no vuelvas a mentirme en la cara. Odio que no me miren a los ojos.- Sin más comenzó a caminar hacia la flor gigante, solo para detenerse frente a esta y mirar a su camarada.
Doru estaba sintiendo toda la mescla de emociones, entre todas, felicidad, su camarada a pesar de todo tenía tanta fe sobre él y a pesar del poco tiempo que llevaban juntos, incluso a pesar de no decir cuánto tiempo le tomo sus estudios de magia, Ruyia, podía notar con facilidad su esfuerzo. Sin más comenzó a caminar hacia su dirección.-Supongo que no oirás nada de lo que diga o cuanto me oponga….No puedo usar la magia en esta forma tienes que prestarme tu fuerza y evolucionarme.- Por unos segundos hubo silencio absoluto, hasta que Ruyia ladeo la cabeza sin comprender bien de que hablaba su camarada, no, corrección, no entendió nada en lo absoluto. Doru se palmeo la cara con su pata, fue mala idea irse de ese lugar antes de que le explicaran estas cosas de suma importancia.-Usa el digivice, digo el objeto extraño que tienes, concéntrate en una emoción y mantenla.- Ruyia, se regreso dentro de la flor y comenzó a buscar entre las piyamas el dispositivo al cual se refería Doru, encontrándolo finalmente, bueno tenía que ser, nunca vio en su vida algo similar antes.- ¡Lo encontré! ….Doru esto parece sacado de un manga.- Declaro saliendo afuera de la flor y teniendo claras dudas en su rostro, solo, el simple asunto, era bastante fuera de lo normal. –Solo confía…es raro pero confía….solo concéntrate.-Pasaron los segundos, los minutos, y nada pasaba, solo el viento empujando una que otra hoja caída, las cuales tomaron la concentración de la chica.-¡No te distraigas! ¡Solo concéntrate en una  emoción y ya!.
-No es tan fácil, si sabes que hay más de cinco emociones y sentimientos ¿no?.-El digimon suspiro, claramente esto no estaba saliendo tan bien como esperaba.-Supongo que tendremos que intentar otros métodos…-Declaro el digimon suavemente, no quería presionar a su camarada, de por si todo seguía siendo nuevo para ella. Ruyia por su parte frunció el seño, y miro hacia dentro de la flor, observando al hombre que aun seguía durmiendo, no, rendirse.-¡Lo consiguiere! ¡No sé cómo pero lo hare! .-Casi como si el dispositivo estuviera esperando esas exactas palabras, comenzó a brillar con una luz intensa, muy pronto el lugar se inundo con toda esa luz pero proveniente de su camarada digimon, por un momento incluso pudo sentir en su pecho una extraña calidez. Cuando la luz se despejo, lo único que pudo ver frente suyo fue negro y dorado, cuando miro hacia arriba para ver de donde era eso, casi se cae al suelo de la sorpresa y de cómo estiraba su cuello para poder por completo a la criatura que apareció en el lugar, con sus imponentes diez metros, sin dudas lo verían a kilómetros de distancia, de forma milagrosa la aldea no se vio afectada por el tamaño imponente del nuevo ser, que parecía salido del cuento del caballero negro.
La Lillymon llevo sus manos a la boca para cubrir la expresión de su asombro mientras observaba al digimon.-¿A-Alphamon? ¿C-Como….? .-Estaba claro que esperaba que la digievolucion del pequeño y algo histérico Dorumon fuera un dragón correspondiente a su línea evolutiva, pero en su lugar estaba el caballero del digimundo.
El gran digimon bajo la mirada para ver a los presentes fijando sus ojos verdes en los presentes, sin hacer movimientos innecesarios dejando que su gran capa ondeara en la suave brisa. -Tráiganmelo. Me encargare de todo ahora.- Cualquiera, que hubiera llegado en ese instante y hubiera conocido a Doru antes, pensaría sin duda que se trataban de dos digimons completamente diferentes, no solo por apariencia, sino desde ya se notaba mucho más calmado que su forma anterior y su voz era profunda a comparación de los tonos agudos que gritaba antes.
Antes de que hubiera movimiento por parte de cualquiera, Ruyia cayo de frente al suelo, haciendo que él incluso el movimiento de la naturaleza se frenara mientras, la joven permanecía inerte en el suelo.


….


-Estoy viva.-Declaro levantando la mano para luego dejarla caer. El ahora conocido como Alphamon con sumo cuidado pellizco la ropa de la chica levantándola y dejándola reposar en la palma de la opuesta.-El haberme llevado directo a la etapa mega y siendo la primera vez que haces algo así, debió consumirte demasiadas fuerzas.- Hablo con tono calmado mientras dejaba que su camarada descansara sobre su mano hasta que esta se sentó para ver al gran digimon y sintiendo como su cuello le dolía.-¿No puedes…ser un poco más pequeño?.-Pregunto mientras hacia un gesto con las manos para indicar que era demasiado grande.-Es decir…a él le dará un ataque si despierta y te ve sin contar podrías destruir a aldea si caminas…-Explico la situación, mientras ocultaba su pequeño detalle que se sentía muy incómoda de que fuera tan alto. Se escucho un notorio suspiro por parte del digimon y la luz le envolvió de nuevo comenzando a disminuir su tamaño, antes de darse cuenta estaba sobre el hombro de una persona, la cual le bajo, entonces le vio fijo dándose cuenta que era un ¿Humano? Era claro por el color de ojos que debía ser Doru y más después de lo que paso, pero ahora era un hombre de facciones tan delicadas que fácilmente podrían ser femeninas, cabello negro con mechones rubios y ropa que era similar a su anterior forma, lo único que mantuvo igual era el color verde brillante de los ojos. –¿¡Eres una chica!?.-Declaro pensando que se confundió con el género de su compañero, pero este solo se le quedo mirando fijo.- No me hagas arrepentidme de esto…Ya démonos prisa esta forma consume mucha energía….y me es muy incómoda.- Declaro frotando su mano sobre la manga derecha alisando la tela de su abrigo para luego comenzar a caminar hacia el interior de la flor…de forma bastante tiesa.


Última edición por Ruyia Bravely el Vie Mayo 20, 2016 9:34 pm, editado 1 vez
Ruhia Bravely
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: Entre nostalgia y encuentro

Mensaje por Ace el Vie Mayo 20, 2016 2:09 am


Que bueno que habían entendido que necesitaba espacio para descansar aunque se notaban desilusionadas, pero no podía responder preguntas cansado. Noté como la Palmon, se apartó dejando las frutas en una pequeña mesa. Seguí comiendo pero se notaba ahora con más ganas al igual mi compañero, comía más rápido de lo que esperaba, supongo que días en el tres sin comer causaba esto que puedo decir, la vida aquí era complicada y más cuando no traías comida contigo. Gaomon, se notaba más hambriento que yo, bueno no puedo culpar lo después de batallas y demás. Estaba tranquilo apunto de darle el primer bocado a otra fruta pero antes... Notó aquel fuerte brillo que no estuvo muy lejos de donde estábamos, al final era una pequeña aldea. Después de observar notamos a un enorme Digimon, ¿quien era ese?, saqué mi Digivice y lo analicé. -Alphamon, Etapa Mega del Atributo Vacuna.- Leí un poco hablando tranquilamente, y luego me quede callado leyendo el resto de información. El primer mega nivel que veíamos, me levanté un poco para ver. Estaba cerca de aquella flor donde estaba aquel hombre desconocido, la verdad no me importó mucho ya que podría suponer que era el Digimon de la chica, pero de aquí para otro momento, desapareció... Que extraño, pero descansaría antes de ir a investigar, además meterme con un Mega Nivel no sería muy adecuado.
Ace
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: Entre nostalgia y encuentro

Mensaje por Ciel Lawlet el Vie Mayo 20, 2016 10:38 pm

Renamon se quedo un tanto estupefacta ante la respuesta de la joven, en si queria agarrarla y azotarla por estarle gritando de aquella manera, cuando lo que habia dicho era que no sabia si convenia arriesgarse para ello, pues, el evento con los unguientos que supuestamente sanarian a su compañero aun seguia torturandole en la mente, que tal si el tocar el tema de la magia con Ciel hacia que aparecieran dos Cieles? o tres? que tal si algo mas extraño y bizarro acontecia, en si eran muchos riesgos para tomar en cuenta, pero no parecia que la muchacha fuera a decir que no, o mejor dicho, a aceptar lo que ella tuviera que decir, por lo que simplemente decidio prepararse para cualquier eventualidad que pudiese ocurrir alli.

Una vez se decidio a aceptar la solucion ofrecida por la joven, Ai suspiro un tanto pesadamente pues bastaba saber como un digimon peque...

"-Supongo que no oirás nada de lo que diga o cuanto me oponga….No puedo usar la magia en esta forma tienes que prestarme tu fuerza y evolucionarme.-"

Le oyo decir a Dorumon mientras estaba pensando como harian para usar la magia que sus padres, digimons del mismo estado de evolucion que ambos dos, no pudieron usar, escucho aquella frase del digimon violeta y no podia ocultarse su asombro cuando minutos despues el pequeño digimon violeta creio enormemente, hasta llegar a tener un estado de nivel mega y bueno dejar de lado toda la apariencia extrañamente tierna y peluda que tenia antes.

"Como hicistes eso?" Pregunto la Renamon algo curiosa por el evento que se habia desarrollado delante de ella, pero lo que mas le sorprendio fue lo siguiente, despues de todo justo enfrente a ella aquel digimon gigante volvia a ser pequeño y un "humano?" como era eso posible, o acaso los humanos como Ciel y Ruyia eran digimons disfrazados tambien, en si ella tenia una gran necesidar por saber y sin querer realmente salto arriba del Dorumon ahora humanizado con aquellas ropas un tanto extrañas. "Acaso los humanos son digimons tambien?" Le pregunto apoyando sus patas en el hombro de el para irlo olfateando rapidamente con el fin de saber si podia descubrir algun secreto de ellos de esta manera.

No habia forma para Renamon el de ocultar su sorpresa ante tal descubrimiento, pues en si su mejor amigo entonces no era un humano, era un digimon? no era como si le importase demasiado el hecho de que fueran tan diferentes, pero ahora se preguntaba como seria Ciel digimon, seria un Renamon de pelaje azul? o seria un magestuoso Kyubimon? seria algo mas evolucionado en la realidad, en si eran muchas las preguntas que se estaba haciendo en su cabeza en este mismo instante y seguramente se perderia el resto de la conversacon de ser asi.

Mientras tanto Ciel seguia escapando de su yo demonio dentro de su mente, no era para nada un trabajo sencillo a decir verdad, ya que estaba comenzando a cansarse, no por su fatiga, sino por que en si las palabras que el demonio decia cuando se encontraba cerca de el comenzaban a disminuir notablemente su deseo de seguir luchando contra su lado endemoniado, es mas en una ocasion inclusive no habia podido dilucidar su voz de la de el... tenia que salir de alli bastante a prisa a decir verdad.
Ciel Lawlet
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: Entre nostalgia y encuentro

Mensaje por Ruhia Bravely el Lun Mayo 23, 2016 10:22 pm

Las palmons que estaban planeando retomar la entrevista, estaban comenzando poco a poco a rodear al humano junto con su digimon, en cualquier momento se lanzarían a atacarlo con preguntas varias, así era hasta que la intensa luz en el lugar y la repentina aparición del digimon gigante llamo su atención. Varias de estas pequeñas corrieron en dirección al digimon gigante, otras más jóvenes fueron a sus casas a esconderse y las que quedaban solo veían sin mover musculo alguno desde su lugar, como si realmente estuvieran plantadas en el lugar. Pero tan repentinamente como este apareció, se fue, dejando a las plantitas confundidas, comenzando a murmurar entre ellas.-¡Un humano! ¡El Alphamon se convirtió en humano!.-Llego una de las palmons  gritando, estaba claro que era una de las tantas que habían ido hacia el digimon para ver que pasaba. Claro que las demás estaban confundidas ante esa noticia.

Decir que Doru estaba incomodo en esa forma era decir poco, apenas si era capaz de caminar hacia dentro sin tropezar con sus propias piernas, simplemente, era como si una persona normal se hubiera comprimido para entrar en una pequeña lata, por lo que comprimir sus diez metros en un metro con noventa y cinco, era lo más similar a describir. Trato de ignorar la curiosidad por parte de la Renamon, no era el momento ni el lugar para dar ese tipo de explicaciones, en cuanto Ruyia, bueno, ella estaba igual o incluso más confundida que la Renamon, la única diferencia era que sus energías estaban por los suelos para hacer ese tipo de cosas. Doru casi cae de cara cuando la Renamon se apoyo sobre el afectando su equilibrio por completo, dejo escapar un sonoro suspiro. -No. Los humanos son humanos y los digimons son digimons. Esta forma no es más que un mero disfraz, una ilusión. Solo algunos pocos digimons son capaces de usar la magia para crear este tipo de formas, pero los humanos son completamente incapaces de disfrazarse como digimons.- Trato de explicarse lo más claro posible, no eran cosas sencillas de comprender, pero dado todo lo que acababa de pasar frente a los ojos de todos, era mejor confiar en sus palabras. Lillymon seguía al grupo de cerca, tener un alphamon en la aldea no era cosa de todos los días, además uno que tuviera semejante habilidades, por lo que, ella comenzó a hacerle ojitos coquetos, incluso trataba de insinuársele un poco, pero para su mala suerte, sus intentos se pasaban por encima de la cabeza del digimon, claramente o este era muy ingenuo o solo estaba ignorando ese tipo de actitud.

Finalmente, Doru entro a la flor parándose frente a la extraña cama en que estaba recostado el humano, miro las heridas de este fijamente, este sería más trabajo del que su tamer creía, más que nada, por no saber exactamente la profundidad de estas. –Comenzare, voy a necesitar concentrarme así que denme espacio por favor.-Explico jalando sutilmente las mangas de su abrigo, aunque Ruyia hiso todo lo contrario a alejarse, ya que sacaba la cabeza por un castado de su cámara para poder que era lo que iba a hacer.
Doru llevo ambas manos hacia la herida de Ciel, dejándolas a un par de centímetros sobre esta, de forma repentina una luz verde agua apareció en las palmas de su mano, esa misma luz se extendió por todo el cuerpo del humano, durante varios segundos hasta que se disipo por completo, Doru sin esperar algún tipo de permiso o algo, retiro los vendajes del hombre, revelando que su herida, estaba casi por completo desaparecida, en si lugar había unos pequeños raspones muy superficiales. –Ugh!.-Doru soltó una queja de molesta antes de caer hacia atrás de forma repentina.-¡Doru!.-Ruyia a pesar de las grandes diferencias de tamaño y peso, se puso detrás de su camarada para atraparla durante su caída, pero apenas tuvo contacto, la misma luz blanca lo comenzó a envolver reduciendo aun más su tamaño. Ruyia solo rodeo con sus brazos la figura que se hacía cada vez más pequeña, cuando la luz desapareció, estaba una criaturita que era muy similar a Dorumon, pero este era de una figura más ovalada, patitas cortas y sin una larga cola. El simplemente volvió a su etapa de Dorimon, el cual se notaba bastante aturdido.-Tratar sus heridas gasto gran parte de mi energía….pude sanarlo casi por completo pero aun así sentí que algo malo tenia…- Explico con una vocecita aguda y bastante débil, apenas abriendo sus ojos permaneciendo agotado sobre los brazos de su tamer.
Ruhia Bravely
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: Entre nostalgia y encuentro

Mensaje por Ace el Mar Mayo 24, 2016 6:04 am


Descansaba tranquilamente comiendo las frutas mientras observaba la pequeña aldea, junto a mi compañero... Parece que algunos Digimons querían seguir molestando, pero Alphamon pudo arreglar eso, su aparición ahuyento a la mayoría. Después de descansar lo suficientemente me levante y miré a mi compañero. -Vamos a ver.- Le comenté para que poco después este contestará. -Si señor.- Era extraño que Alphamon, haya desaparecido de la nada así que nos fuimos acercando, su ubicación había sido en la gran casa de Lilymon. Por lo que había visto, ahora había otro humano aparte de la chica, ¿acaso se había transformado?. Entramos a la gran casa después de ellos y observamos como la que suponíamos que era una transformación de Alphamon, comenzaba a curar las heridas del hombre aún inconsciente, me preguntó ¿que le ha pasado que lo dejo en tan mal estado?. Una pregunta que dejaba otras dudas abiertas. Todo parecía bien hasta que observamos como terminó aquella humana desmayándose, por la actitud de la chica ya podía determinar que si había sido Alphamon, después de todo regresó a su forma Bebe, por lo visto sanar heridas no era nada fácil... Quizás podríamos ayudar pero no teníamos ni conocimiento médico así que solo nos quedamos a un lado observando.
Ace
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: Entre nostalgia y encuentro

Mensaje por Ciel Lawlet el Mar Mayo 31, 2016 12:58 am

Ciel podia sentir como su cuerpo al parecer parecia ser envuelto en un suave calor lo cual le permitio volver en si cuando estaba cerca de volver a ser capturado por sus sentimientos mas impuros y pudo una vez mas librarse de la situacion en la que se encontraba, lo cual no era mucho debido a que pese a todo lo ocurrido aun se encontraba encerrado en aquel lugar con su version mas oscura, el motivo por el cual su corazon habia podido seguir adelante pese a la soledad y sufrimiento que habia vivido durante toda su vida, sin embargo, ahora este se encontraba por mucho mas decidido a capturar el cuerpo del joven y finalmente unir ambas mentalidades en una, cosa que el aun no podia permitir, ese calor que habia sentido al principio y ahora habia sentido recorrer todo su cuerpo por unos breves segundos, era la prueba que necesitaba para decir que algun habia mucha gente que estaba interesada en el bienestar del joven, quiza se trataba de una ilusion, pero finalmente volvio a ver en una breve parte de tiempo, el recuerdo de la cara de quien habia sido su compañera digimon, Ai, asi como tabien el rostro de la joven que se habia cruzado breves segundos antes de quedar inconsiente en aquel bosque.

Seguramente Ai habia hablado con aquellas personas para que le ayudaran a ser tratado y de alguna manera algo habian conseguido lograr, debido a que su cuerpo se encontraba por mucho en mejor estado que anteriormente, podia inclusive decirse que sus heridas habia cerrado, sin embargo aun no podia contar lo mismo de la fatiga que sentida por la recuperacion que estaba llevando a cabo por si mismo, aun necesitaria descanzar, pero antes de ello deberia de librarse de la parte de el que queria hacerle abrazar su lago oscuro, algo que habia existido desde hacia mucho tiempo dentro de el.

Mientras tanto en el mundo digimon Renamon se encontraba ya sin palabras, no podia realmente expresar los eventos que habian ocurrido alli en palabras claras, ni mucho menos podia hablar sobre las partes de informacion que habia recibido del digimon violeta a las cuales quizo argumentar, pero dado a la necesidad de concentracion que al parecer Alphamon necesitaba para poder usar su magia sobre quien era su tamer, decidio callarlas por el momento, tan solo para luego ayudar a ambos miembros del grupo fatigados, una por usar la version mega de su compañero digimon y el otro por usar un lenguaje un tanto antiguo y lleno de poder para poder sanar a su compañero, a decir verdad si se habia quedado callada era simplemente por que no queria ser un problema para ambos, por lo que rapidamente una vez realizaron su ardua labor los dirigio a los dos a otras camillas para que pudieran descanzar.

"Muchas gracias por lo que hicieron, lamento si dude de ustedes"

Fue lo que les dijo a ambos una vez los habia acomodado en aquel lugar para que ambos pudieran descanzar un poco de los esfuerzos realizados, mas aun habia algo que le estaba preocupando y eso eran las palabras que Dorumon dijo al estar en su forma de entrenamiento ahora, era evidente que el hecho de que Ciel aun no parecia abrir los ojos, indicaba que algo mas habia estado ocurriendo en el interior del joven de pelo azul, ciertamente, Ai no podia poner en palabras, pero, ahora que estaba un tanto mas relajada, o quiza por el simple hecho de que ahora su tamer se encontraba fuera de peligro en lo que se referia a sus heridas, ella podia notarlo, aunque solo un poco en si, habia algo extraño en lo que era la conexion entre ella y su tamer, como si hubiera una tercera persona metida en la ecuasion, un ser que se encontraba tratando de romper las cadenas que le tenian guardado y sujeto a la cordura.

Ai sintio un gran escalofrio cuando mas intento averiguar sobre la procedencia de ese sentimiento tan extraño, debido a que en una represantacion visual, aquella tercera persona que se interponia en los lazos entre el joven y su compañero digimon, era simplemente un ser muy oscuro, tanto que para Ai, quien aun no estaba siquiera experimentada en los lazos de tamer y digimon, podia sentirse como si el propio compañero hubiera encerrado una bestia muy profundo adentro suyo, una bestia que no distinguiria entre aliado o enemigo al salir y que ahora estaba tratando desesperadamente de hacerlo.

Algo que era seguro es que Ciel necesitaba confrontar esos sentimientos por si solo, despues de todo, era una parte de el que solo el podia combatir, debido a que de recibir ayuda podria afectarle en su crecimiento, o podria tener una peor recaida si algo ocurria a la persona que le habia ayudado tan gratamente, por lo que Ai simplemente pudo mirar con algo de tristeza a su tamer y tomando el Digivice que este habia guardado en su bolsillo lo llevo hacia la mano del joven, cerrandosela en el puño para que la tuviera a su lado, asi como tambien tomando sus manos con el fin de hacer, que de alguna manera, el calor le llegara al joven humano de cabellera azul.

"Ciel debes despertar."

La digimon zorro se quedo al lado de su compañero mientras intentaba volver a conectarse con su tamer, algo que lentamente comenzo a surgir dentro de la conciencia del joven Ciel, cuando este ya habia sido envuelto, una nueva vez mas por la masa oscura con la que su contraparte endemoniada de un cuerno le habia capturado, formandose en la palma de su mano, una pequeña luz brillante que le transmitia un poco de calor al joven, quien se volvia de debatir entre sus sentimientos y recuerdos mas tristes y el calor que le era transmitido por las personas que se encontraban alli.
Ciel Lawlet
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: Entre nostalgia y encuentro

Mensaje por Ruhia Bravely el Miér Jun 01, 2016 4:25 pm

Era un poco difícil decir quien se encontraba mas agotado en si Ruyia por agotar todas sus energías al llevar a su cámara de un salto al nivel mega, o Doru el ahora Dorimon, que agoto todas sus fuerzas para sanar las heridas del humano y mantener una incómoda forma humana, la cual no la recomendaría hacer a ningún digimon a menos que sea un caso de emergencia mayor. En si ahora ambos se encontraban recostados en la camilla/planta que trajeron para ellos, la cual solo era Ruyia recostada sobre esta mientras Doru estaba sobre su estomago, escuchando claramente como las tripitas de su camarada estaban comenzando la rebelión en busca de la comida, si quería conseguir algo de descanso no lo iba a conseguir estando sobre esa zona. Ruyia se sentó en la camilla cuando la Lillymon se acerco a ella dándole un tazón con un liquido ambarino, el cual era miel o simplemente varios jugos de frutas mesclados, en fin, termino por tomar el extraño liquido que era incapaz de identificar, solo podía sentir el sabor dulzón de este. Pero dejo la mitad de este dándoselo a su compañero, que a cusa de su pequeño cuerpo parecía que estaba por caer en cualquier momento dentro del tazón mientras comía.
Mientras Doru comía cual cerdito, que en realidad si parecía uno, miro a su alrededor solo para encontrarse con el chico de antes junto con su digimon ¿En qué momento llegaron ellos? Estaba por hablarles cuando vio una marejada de palmons detrás de el.-Cuidado atrás parece que en cualquier momento te secuestraran.-Declaro, señalando la marejada de plantitas que se acercaban mas y mas a él, no sería una sorpresa si se abalanzaran sobre él para atacarlo a preguntas.

Ruyia miro con preocupación al dormilón, ¿No se suponía que ya debería estar fuera de peligro? En si no paso todo el drama de hace unos instantes solo para que no se recuperara por completo, pero seguía sin despertar en lo absoluto ¿Acaso entro en coma? No parecía que su estado fuera tan malo para eso, además, lo habían visto quedarse dormido frente a ella.
Doru finalmente logro terminar la parte de su comida, tenía que recuperar muchas energías, por lo que el comer era algo absolutamente necesario, por lo que una vez limpio el tazón, saco la cabeza de este para mirar a los demás.-No va a despertar, en si está luchando con algo dentro de su cabeza y hasta que el gane o pierda esa batalla no despertara, bueno eso es lo que sentí.- Hablo el pequeño digimon llamando la atención del grupo de presentes. Ruyia levanto al pequeño entre sus manos para mirarlo a los ojos directamente.-Entonces ¿Qué hacemos? Nos quedamos esperando o buscamos una forma de despertarlo, no podemos, no sé, usar un aparato mágico de este mundo como….¿esta cosa?.-Dijo sacando su propio digivice viendo que la digimon le había puesto el suyo en la mano del humano dormido.-Los digivice no sirven para eso, en si funciona para varias cosas, pero lo más importante es permitir que las emociones del humano y digimon se sincronicen para lograr la digievolucion, pero si alguna de las partes llega a dudar a nivel emocional…puede afectar el vinculo.-Explico el digimon tratando de hacerse entender, Ruyia miro su camarada durante unos segundos hasta que finalmente.-Vuelve a ser el gigantón.-Dijo sin más viendo a su camarada.-Si ya pudiste sanarlo así, tal vez puedas encontrar algo más.
-No puedo hacer eso! No tengo energía ni para atacar y para ti el estrés a tu cuerpo sería demasiado….Aunque admito que es sorprendente que me hallas podido llevar al nivel mega de golpe sin un emblema.-Dijo lo último en voz baja quedándose pensando durante unos segundos mientras su camarada estaba impaciente.-Ya dilo no te quedes callado, estoy segura que no soy la única aquí que no sabe. Así que cumple tu papel como NPC.-Doru frunció el ceño, era una criatura digital pero tampoco para que lo rebajara a un personaje de un videojuego que no hacía nada.-Lo pondré simple, es la representación física de una emoción o cualidad de un elegido y su digimon, al demostrar esta cualidad en combate permite que los digimons vallan a las etapas perfecta y mega, pero su labor va mas allá de eso, ya que dependiendo de lo que represente  tienen habilidades únicas que serian imposible de explicar, pueden ser desde alejar la oscuridad de los corazones de las personas hasta alentarlas a hacer actos imposibles. Por eso es tan extraño que hayas podido llevarme al nivel mega cuando no tienes un emblema…A menos que lo tengas y no lo hayas encontrado ¿No tienes un collar o algo similar?.-Pregunto recibiendo una rápida negación de cabeza por parte de la chica, lo cual dejo al digimon mas confundido ya que al momento de su salto evolutivo pudo jurar sentir el poder inexplicable más allá del digivice, y que su camarada estuviera viva y que solo sufriera de una bajada de glucosa en vez de algo peor era una prueba más.
Ruhia Bravely
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: Entre nostalgia y encuentro

Mensaje por Ace el Vie Jun 03, 2016 10:01 am


Ahora que estábamos de regresó, nos pusimos a observar ya que no había nada que estuviera en nuestro alcancé para ayudar al herido. Escuchaba a la chica, quien parecía había alcanzando un enorme poder aún sin su emblema, o bueno eso podía entender pero gracias a Dorumon, pude entender claramente que era el emblema aparte de otras cosas importantes como el Digivice. Lo cual fue interesante, un objeto que jamas conocí capaz de hacer evolucionar a un Digimon, pero sin él parece que le había por así decirlo, absorbido energía.... Supongo que los poderes de esas cosas no debería ni subestimarlos, después de lo que había escuchado. Me acerqué a la chica y su camarada, tranquilamente junto a Gaomon, para poco después hacer unas preguntas por primera vez en todo el día. -Eso significa, que Dorumon, ya podía estar en la Mega con anterioridad, ¿o no fue así?.- Comenté, para ver que respondía. Era extraño que alcanzará tal nivel, mi compañero aún no mostraba señal alguna de Digievolucionar, y eso que hace más o menos un mes que tuve que escapar de un Digimon Ultra, la verdad me agradaría Digievolucionar a mi compañero, pero por lo visto por ahora no podría.
Ace
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: Entre nostalgia y encuentro

Mensaje por Ciel Lawlet el Miér Jun 08, 2016 7:13 pm

Ciel se encontraba aun en el mundo dentro de su conciencia, un lugar del que parecia necesitaba mucho esfuerzo para poder salir, despues de todo aquel mal que estaba en el, era su "yo" original, no era algo nacido de su ira hacia algo o su deseo de sobrevivir, sino su ser en si estaba compuesto por ese "yo" y habia tenido que amaestrar lo con el pasar de los años para sobrevivir en la sociedad moderna, a modo de que este no se saliera de control en misiones y decidiera por acabarlo todo.

En si su lado real era muy oscuro, muy frio y muy solitario, alimentado por su deseo de supervivencia, su naturaleza humana y puramente asesina, era ese lado que el Ciel normal habia estado con tanto esfuerzo reprimiendo dentro de el, con el fin de poder llevar una vida "normal" dentro de la familia de asesinos que le habia enseñado todo en el arte de matar, doblegar, manipular e inclusive, planificar.

Renamon poco sabia de eso, pero en si no era como si le importara mucho eso, simplemente queria volver a ver que su tamer abriera sus ojos y la verdad el ir escuchando las palabras de Dorimon hacia que ella no mostrara grandes rasgos de progreso en el despertar, ni mucho menos en el descubrir como despertar a su tamer, simplemente no sabia a quien debia de preguntarle, o como seria respondida aquella pregunta, tendria que dar su vida? tendria que volver a ser un huevo? tendria que ir hasta el fin del digimundo para buscar a alguien, simplemente queria que alguien le dijera, que podia hacer para despertarle y volver a verle sus ojos de color azul, debido a que muchas veces sentia que el joven tenia un brillo de vida en estos que siempre queria ocultar.

Pensando en esto Renamon se acerco al Dorimon y su tamer, con el fin de hacer unas cuantas preguntas. La primera era un tanto sencilla de comprender.

"Ya que dices que tiene algo dentro, si traemos un ser de luz, podria ayudarnos a despertarle no?"

Esa fue la primer pregunta que hizo para la bola de pelos purpura y luego de ello, vino rapidamente la segunda, pues realmente no queria estar mucho tiempo ahi parada, sentia que debia de hacer algo por su compañero, pese a que apenas estaban juntos desde hacia muy poco tiempo y normalmente no sabian bien como llevarse en equipo, muy a diferencia de las otras dos parejas que estaban alli presentes.

"Si es una posibilidad, quiero que me guies con alguno... se que estoy pidiendo mucho, pero viendo a mi tamer asi.... no se que mas hacer, podrias hacerme ese favor?"

Le preguntaba esta vez poniendose de rodillas si es que las tenia con el fin de mirar al Dorimon hacia arriba su voz destilando un poco de tristeza ahora. En si, no le preguntaba a los demas, por que al parecer el joven no sabia mucho del tema, a diferencia del dorumon, y ademas, por que no queria ser una molestia para alguien con quien habia compartido tan poco, no era como si con Dorimon el caso fuera diferente, pero al menos sabia un poco mas de su personalidad y algun que otro caracter especial de su tamer.
Ciel Lawlet
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: Entre nostalgia y encuentro

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado



Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 3. Precedente  1, 2, 3  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.