Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Ira del agua
Lun Jun 26, 2017 2:22 am por Izayoi

» Es un cliche...? seh, y que?
Dom Jun 11, 2017 9:22 pm por Hibiki

» Ira del trueno
Jue Jun 08, 2017 10:28 pm por Etincel

» Ira del viento
Jue Jun 08, 2017 10:24 pm por Etincel

» Ira del fuego
Miér Jun 07, 2017 1:44 pm por Rio

» ¡El paraiso llamado Akihabara!
Lun Jun 05, 2017 1:48 am por Izayoi

» Sister Gorgon
Lun Jun 05, 2017 12:10 am por Zess

» Eiserne Jungfrau
Dom Mayo 28, 2017 4:17 pm por Eita

» Drama and Spectating
Dom Mayo 28, 2017 4:15 pm por Eita


Entre nostalgia y encuentro

Página 1 de 3. 1, 2, 3  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Entre nostalgia y encuentro

Mensaje por Ciel Lawlet el Mar Mayo 10, 2016 12:46 pm

Habian pasado tan solo dos dias desde el incidente del Black Agumon y esos dias Ciel se la habia pasado descanzando un poco pues a decir verdad poner en su lugar a ese digimon le habia sido un tanto problematico, pero, para su suerte ahora contaba con... uhmm... una compañera de por vida? Creo que esa era la forma de describir a quien ahora se encontraba ayudandole a caminar, permitiendole apoyarse en su hombro y caminando despacio, despues de todo las heridas de bala no se esfumaban con el viento... ni mucho menos los rasguños que el sujeto le habia causado.

Sin embargo, ya se podia mover y eso era un muy buen indicio de que andaba mejorando bastante rapido, ademas de que las heridas no se le abrian tanto como en dias anteriores, por lo que decidio que era una buena oportunidad para caminar un poco y conocer el lugar, despues de todo habia estado sentado mucho tiempo y sus piernas sufririan luego si el no se movia para ejercitarse un poco y bueno, eso es lo que traia a los dos compañeros a las afueras de la casa de Ai, nombre dado por Ciel a su compañera Renamon.

Siendo sinceros, de parte de la digimon esta no queria que Ciel estuviera moviendose, pero no era como si pudiera evitarlo, sentia que debia de hacerle caso por algun motivo, bueno, no es como si ella no sintiese que su alma estaba bastante roja, o mejor dicho era un sentimiento... extraño... como si bien, el hecho de que un mero humano le protegiera, le diera un nombre y le mostrara calidez, algo que ella no habia tenido en años de soledad, hubiese sido como un espacio-tiempo alterno, como si el le hubiera pasado una antorcha para luego quedarse apagado detras, en si, podia ver que si bien el le habia aceptado como compañera, si bien el habia protegido del digimon, habia algo que no encajaba bien en todo el asunto, algo que estaba guardandose para si solo.

"Ai" Repitio el joven haciendo que finalmente la Renamon saliera de su trance de pensamiento.

"Que ocurre Ciel?" Dijo la Renamon algo confundida pues no podia ver, ni sentir algo extraño a sus alrededores, mientras que afirmaba mas su agarre al hombro de Ciel.

"Tus garras se estan clavando en mi hombro." Le respondio el joven haciendo que acto seguido, la digimon soltara con un tanto de brusquedad a su compañero, no por malicie, sino por asustarse de haberlo lastimado... mas de lo que el ya se encontraba, sin embargo, pese al subito movimiento de ella, el se consiguio mantener en pie por su propia cuenta, pero solo para recostarse en uno de los troncos y sentarse en el suelo, mirando hacia los arboles que alli se encontraban, aun estando tenuemente iluminados por que era apenas media mañana.

"Lo siento, Ciel." Trato de hablar la joven y acercarsele, pero al ver sus garras retiro sus manos un poco.

"No te preocupes, simplemente aun estoy debil por todo lo ocurrido." Le respondio y le ofecio una tenue sonrisa a su digimon, la cual no sabia que hacer ni decir. "Podrias ir a buscar de las bayas que me traias los dias anteriores?" Pregunto al final mientras se quedaba sentado, haciendo que la Renamon asintiera y rapidamente desapareciera de la vista de el.
Ciel Lawlet
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: Entre nostalgia y encuentro

Mensaje por Ruhia Bravely el Mar Mayo 10, 2016 2:12 pm

Un bosque tranquilo sin emoción aparente, sin duda un buen lugar para que un humano y su camarada digimon caminaran por ahí. Pero no, no estamos hablando de la servidora que está tratando de romper la cuarta pared, tampoco hablamos del par que no sabían absolutamente nada en lo que se estaban metiendo. Regresando a lo importante, de la nada, un portal se abrió, pero como si esto no bastara se escuchaba un claro grito agudo proveniente de este el cual se hacía cada instante cada vez más fuerte, estaba claro que era uno de esos típicos gritos de horror que daban los asustadizos en las montañas rusas y sin más, el portal solo escupió una bola de pelos violeta, el cual se notaba que aterrizo de cara a la tierra.

Unos segundos de incomoda calma reinaron en el lugar, mientras el portal seguía abierto, claramente su trabajo aun no terminaba. Y una segunda voz se escucho proveniente de este, siendo esta claramente femenina a pesar del grito audaz de “Gerónimo” a todo pulmón que se escucho con toda claridad a pesar de estar del otro lado. Las orejas de la criatura violácea se levantaron al sonido de la voz, y este se puso de pie de un salto mirando con una clara expresión de enojo en su rostro.-¿¡Quien es Gerónimo!? .-Grito el digimon buscando una respuesta por saber quién era ese, estaba claro que el estaba teniendo un gran ataque de celos.

Se escuchaba la voz femenina por el portal, pero muy diferente del digimon sus gritos eran de euforia combinado con risas, y como era de esperarse no tardo en salir la dueña de estas, cayendo sentada nada menos sobre la espalda del digimon aplastándolo. –¡Hay que volverlo a hacer!.- Estaba claro que ella era la única de los dos quien disfruto del viaje. Parpadeo un par de veces al notar que había otro humano frente a suyo y ella, solo estaba en piyamas. Ruyia solo se le quedo fijo hasta que ladeo la cabeza.-¿Gerónimo?.- Quien sabe, quizás por accidente termino por invocarlo. Pero el digimon al escuchar eso solo levanto la cabeza y comenzó a fulminar con la mirada al humano mientras gruñía, tan fiero como podía aparentar con su camarada humana sentada encima de él.

Doru haría lo que cualquier buen digimon camarada de una chica joven haría, morderle la mano a esta persona si veía que se acercaba demasiado, eso o arrancársela de un bocado. Por su parte Ruyia estaba en su propio mundo y no notaba el nivel de agresividad que expresaba su digimon, este sin duda iba a ser un extraño y largo día. Ya a este punto Doru podría despedirse de la idea de ponerla de regreso a su mundo.
Ruhia Bravely
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: Entre nostalgia y encuentro

Mensaje por Ciel Lawlet el Mar Mayo 10, 2016 2:33 pm

Ciel se habia quedado mas o menos dormido debido a la calma que daba el bosque, en si se sentia algo comodo el estar con la espalda contra la madera aspera del arbol contra el que se apoyaba, sin embargo, sus oidos si llegaron a percibir todo lo acontecido por... un par de extraños que, segun sus ojos le permitian ver, habian salido por un portal que nadie o por lo menos el, no sabia para donde iba, ni como es que este habia sido creado en primer lugar, solo quedaba decir que sus fuerzas no eran muchas para reaccionar a las palabras de la joven, palabras que apenas pudo escuchar.

Geronimo... no podia ser una palabra mas antigua para el, a decir verdad un chispazo de sus recuerdos volvio tiempo atras a cuando habia escuchado por primera vez esas palabras, suponiendose una epoca de felicidad en su vida y quiza uno de los recuerdos mas viejos que tenia en su mente, ciertamente no podia responder por dos motivos, el primero era por que estaba en proceso de dormirse y ya en parte se habia entregado un poco al sueño, despues de todo, quien le mandaba a salir a dar una caminata a las 7 de la mañana por el medio del bosque? Y la segunda, por que queria esperar a su compañera ya estando despierto y penso que de dormir un poco recuperaria suficientes fuerzas para poder estar atento a ella luego.

Dado a que Ciel quedo inconsiente al escucharle a ella decir Geronimo, ni se percato de que el digimon violaceo habia empezado a gruñirle de mala gana, pero, ese gruñido, si que fue escuchado por otra persona, alguien un tanto... recelosa de que a su camarada le fuera a atacar un digimon mientras ella buscaba las bayas que le habia pedido su tamer a este, por lo que cuando su oido capto aquel sonido, su cuerpo reacciono de manera muy rapida, mas de lo que podria decirse que estaba pensando hacer y termino de calmarse cuando de entre los arbustos del bosque, Ai aparecio saltando en la cabeza del Dorumon y mirando fijamente a los ojos de la tamer para luego saltar hacia atras con bastante rapidez.

"Que le hicieron a mi compañero!?" Pregunto algo molesta, pues claro, ella lo habia dejado alli sentado para buscar bayas y luego de escuchar un gruñido y volver corriendo, lo encontraba inconsiente... no era como si las manchas de sangre que habia en la ropa de el fuera de ayuda alguna a decir verdad, despues de todo, el habia recibido disparos y no habia lavado su ropa casual, en estas aun se podian ver las marcas de las balas, asi como tambien las manchas rojas de sangre de estas.

"Que le hicieron a Ciel!?" Pregunto por segunda vez mientras le sujetaba en brazos a su tamer, tratando de sentir con su oido algo que le indicara que estaba vivo, no ayudaba de mucho tampoco que su presion natural fuera baja y que por costumbre de asesino pareciera que se hacia pasar por un muerto y menos aun que el digimon violeta le estuviera gruñendo con algo de furia mientras el simplemente estaba recostado contra el arbol.
Ciel Lawlet
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: Entre nostalgia y encuentro

Mensaje por Ruhia Bravely el Miér Mayo 11, 2016 12:27 am

Ruyia y Doru solo se quedaron viendo al hombre mientras este se quedaba dormido como si nada frente a ellos….Raro, aunque este día estuvo lleno de rarezas para ambos ¿Ahora qué? ¿Se quedaban ahí todo el día o se levantaban a hacer algo más interesante? Por el bien del digimon violeta, mas valía que fuera lo segundo, ya estaba costándole respirar con el peso de su tamer sobre su cuerpo. Ruyia trato de levantarse, mientras Doru seguía actuando igual a un perro rabioso, pero justo en ese instante una figura borrosa salto sobre la figura de Doru, haciendo que este ultimo accidentalmente se mordiera la lengua. Ruyia miro confundida y con cierto interés a la nueva criatura zorruna frente a ellos ¿Era de la misma especie que Doru? Había visto algunos en la reunión de bienvenida o lo que sea que haya sido aquello, pero nunca tuvo tiempo para aprender realmente mucho sobre estas criaturas.
Pero muy diferente de Ruyia, su cámara no estaba tan tranquilo como ella, muy diferente el estaba bastante tenso y dispuesto a entrar en combate….claro….¡APENAS SALIERA DEBAJO DEL GRAN BOOTY DE SU CAMARADA!

-Nada. El se quedo dormido.-Declaro Ruyia como si fuera lo más normal del mundo pasando por alto la preocupación de la criatura amarilla. Por su parte Doru comenzó a luchar por salir debajo de su camarada, hasta que finalmente lo logro, consiguiendo al fin salir de debajo de ella y por tener aire para sus pulmones. Y una vez libre, se coloco frente a su tamer, el noto que la Renamon malinterpretaba la situación y no sabía si era capaz de lanzarse a la batalla solo por pensar que ellos le hicieron algún tipo de daño al tamer dormido.
Ruyia parecía ignorar la delicada situación, en más de un sentido.-¿No se llamaba Gerónimo?.-Por un momento, Doru estuvo tentado a golpear su frente con su pata. Bueno, en defensa de la chica, el hombre jamás negó llamarse así.

La chica se puso de pie y comenzó a caminar sin más hacia la digimon y el otro humano que solo estaba durmiendo. –¡Ruyia no te les acerques!.-Pero ya era tarde, Ruyia estaba frente a la digimon tratando de observar al hombre más de cerca, notando finalmente las manchas de sangre en las ropas de este. -¿Qué le paso? Casi parece que le dispararon.-Declaro, una de las malas costumbres de Ruyia era meterse donde no le llaman, incluso estando en el hospital ya que siempre se colaba a la sala de emergencias. Se puso de cuclillas frente al hombre y dejo salir un claro “Hmm” entonces Doru se movió rápido poniéndose entre ellos.-¡No te le acerques tanto!.-Regaño el digimon pero la chica se le paso por alto.- Neh Doru ¿Hay una aldea cerca? .-Pregunto ignorando la incómoda posición en que había puesto a todos.- Hay una aldea donde la encargada es una Lilymon y viven varias palmon y lalamon ahí.- Declaro el digimon sin saber en que estaba pensando su tamer en este punto.-Bien. ¡Vamos allá!.-Exclamo con entusiasmo mientras levantaba la mirada a la Renamon y le dedicaba una sonrisa.
Ruhia Bravely
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: Entre nostalgia y encuentro

Mensaje por Ace el Miér Mayo 11, 2016 7:09 am

Off:
Bueno solo quería decir que si es una tema privado, ya que no está especificado.. No hay problema en que me pidan que borré el Post, lamentó si interrumpó en el rol.


El Digimundo.. Sinduda un lugar donde no sabías que esperar, en cada viaje era una nueva aventura y aprendíamos nuevas cosas. Hace poco habíamos dejado la Isla File, detrás saliendo por los mares de suerte encontramos un método para cruzarlo, no era el más conveniente pero era claramente el único que había conseguido, aunque sonará loco me encontraba en un Trailmon, cruzando el mar por unas vías que claramente con el menor falló o error en las vías podía llegar a perjudicarme gravemente. Después de días en el tren finalmente vi un nuevo continenente más adelante por la ventana. -Mira Gaomon, parece que finalmente no falta mucho para acabar nuestro viaje.- Gaomon, observó por la ventana y vio que era verdad lo que decía, significando salir después de días de esté Trailmon.

Cuando paró finalmente por lo visto muy cansado y abrió las puertas, terminamos saliendo sin dudarlo esperando no encontrarnos con ninguna sorpresa por ahora. Me encontraba en un bosque por lo visto muy frondoso, y con tantos árboles era complicado el paso aparte de las ramas. Gaomon, y yo continuamos caminando con cuidado no queríamos que saliera un Digimon de Etapa Ultra, otra vez, no eramos para nada de ese nivel como para enfrentarlos y menos de niveles mayores. Mientras avanzábamos mi Digivice comenzó a sonar. -¿Eh, que pasa?.- Miré el Digivice y al parecer me indicaba dos puntos más al norte, supongo que significaba que había Digimons más cerca, solo esperaba no fueran agresivos después de todo no quería buscar problemas.

Avancé junto a mi compañero que como de costumbre estaba atento al peligro. -¿Ace, estás seguro de ir?.- Me preguntó mientras seguíamos de camino para averiguar quienes eran esos Digimons. -No sabría como responderte, pero esperó que no haya problemas.- Le respondí su duda. Después de caminar fijándome en el Digivice, finalmente lo coloqué en mi cinturón, Gaomon, y yo nos colocamos tras un árbol para observar que pasaba y para mi sorpresa al parecer no era el único humano en esté lugar, resultaba que habían más lo que significaba que esos dos puntos eran aquellos Digimons. Agarré de nuevo el Digivice para analizarlos, Dorumon un Digimon de Nivel Novato del Tipo Vacuna, su ataque más fuerte son las bolas de metal, Renamon, Digimon de Nivel Novato del Tipo Información, al igual que Gaomon, su ataque más poderoso era el Koyotetsu . Terminé de leer, su información y lo guardé. Observé la situación y no parecían ser humanos busca pleitos, ni los Digimons, simplemente el segundo estaba dormido. Decidí salir de mi escondité para acercarme junto a mi compañero.

Guardé un poco de silencio para cuando la chica erminará de hablar, poder hacerlo yo esperando no interrumpir nada. -Hola.- Los saludé tranquilamente, para luego quedarme callado esperando alguna respuesta.
Ace
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: Entre nostalgia y encuentro

Mensaje por Ciel Lawlet el Miér Mayo 11, 2016 9:23 am

Ace:
En si por mi no habria problema, aunque primero le consultare a Ruyia y ella terminara diciendo si le molesta o no ello, por ahora te incluire en el post.

Ai no sabia si las personas que se encontraban alli eran enemigas, o simplemente no sabian como reaccionar a diversas cosas, ella solo sabia que de la nada dos seres habian aparecido donde su tamer habia quedado y uno estaba gruñendole como perro rabioso, bueno al menos la actitud despreocupada de la humana y el cesar del gruñido, derivado de la mordida a la lengua que se dio el digimon, le hizo bajar la guardia un poco mientras ella se acercaba preguntando si el nombre de su tamer no era Geronimo.

"No, su nombre es Ciel, bueno es muy poco lo que se de el yo misma, el ha estado mas tiempo inconsiente que despierto, por lo que no hemos hablado mucho." Dijo la Renamon mientras miraba a la persona que empezaba a acercarsele, notando como inclusive el digimon violeta trataba de separarles, aunque... con su diminuta estatura no era como si el pudiese hacer mucho, verdad?

Luego de ello vino su siguiente pregunta, la cual en si ella no sabria responder, nunca habia escuchado la palabra "disparos" ni mucho menos sabia que era un "arma de fuego" recordando que ella habia pasado practicamente toda su vida en este bosque, ni habia tratado de ir a los alrededores para descubrir algo del mundo, simplemente era algo timida debido a que todos siempre eran mas grandes que ella... y no con la mejor disposicion claro estaba.

"No se que es aquello a lo que te refieres, pero Ciel ha estado perdiendo sangre de sus heridas cada tanto, al parecer se le abren cada tanto" Respondio Ai mientras se relajaba un poco mas, al menos ahora podia saber un poco mas sobre el estado de su compañero.

Poco sabia Renamon, que las heridas de Ciel si habian cerrado, pero mientras ella dormia placidamente, el joven asesino tuvo que practicarse una auto-cirugia, similar a las que hacen muchos personajes de accion para sacarse balas o metralla de su piel, el tuvo que sacarse dos impactos de bala de su cuerpo y por ello sus heridas "se habian vuelto a abrir", todo era por que el no queria preocuparle, ni hacerle creer que habia hecho un mal trabajo cuidandole los dias pasados.

"Sabia de la aldea de las Lilymon, pero no sabia si seria una buena idea llevarle hasta alli, despues de todo no podria cargarle de manera efectiva, aun no soy tan fuerte." Ai se sintio un tanto pequeña pues aun evolucionada, Ciel pesaba mas de lo que su fuerza podia permitirle cargar de una manera comoda, ademas de que su estatura era superada por el principe azul dormido, estaba claro que se sentia un tanto impotente ante toda la situacion de su camarada.

Luego de escucharles y de estar unos minutos en paz para calmar sus nervios, Ai comprendia que ellos no eran malas personas y si bien el digimon tipo dinosaurio, no la culpen, pero una vida de traumas con un Black Agumon abusivo viene ligada a su pasado, era un "buen chico" o por lo menos asi es como ella le veia, o por lo menos era alguien obediente y ella, al notar lo que le habia hecho al digimon fue hasta este e instintivamente le toco la cabeza, donde ella habia aterrizado en primer lugar.

"Perdon, por el daño que les cause." Le dijo al digimon especificamente pues con la tamer habia tenido mas cuidado, como ya saben, traumas de la vida pasada y experiencias del presente, aunque Ruyia fuera de la misma raza de Ciel y aunque ella fuera mas alta de lo que ella era cuando era una Viximon, tenia presente que un humano, no solo le habia salvado de su "compañero" Black Agumon, sino que le habia dado fuerzas para seguir adelante, por lo que no podia verla como una mala persona.

Luego de unos instantes, esperando la respuesta de Dorumon, Ai escucho con sus oidos que alguien mas se acercaba por los arbustos, y fue la primera en girarse a esa persona dado a que su audicion le permitia detectarle, segundos antes de que Dorumon lo hiciera, sin embargo, su pose se mantuvo estatica, ya que ahora habia no solo un tamer, sino dos, claramente no sabia como actuar frente a dicha situacion, ademas de que el Gaomon que le seguia, por alguna razon, pista pista los guantes de boxeo, le hacian pensar que no eran del todo amables, pero alli estaba la cuestion... le habia saltado a un Dorumon en la cabeza hacia unos segundos y este era una buena persona... quiza, no debia de dejarse guiar por las apariencias tanto.

"H-Hola" Fue todo lo que pudo decir un tanto indecisa sobre que postura tomar, seguro si Ciel estuviera consciente ella podria imitar sus expresiones, o realizar alguna accion con seguridad sobre si misma al ver la postura de su tamer, pero ahora, dada la situacion pasada, queria actuar con un tanto de cautela, pero no con timidez, si eran personas malas no dudaria en atacarles.

Mientras tanto en el interior de la mente del princeso, este se encontraba nuevamente en las frias calles de Tokyo, Japon, el cielo estaba apenas iluminado por una tenue expresion de luz clara, pero esta no era del sol, simplemente era la luz de la calle, donde el joven abrio los ojos, alli, sus heridas no existian, pero si un profundo dolor de cabeza, seguramente proveniente de la culpa y soledad, que era lo que representaba aquel lugar.
Ciel Lawlet
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: Entre nostalgia y encuentro

Mensaje por Ruhia Bravely el Miér Mayo 11, 2016 1:01 pm

Spoiler:
Muy bien estas dentro!
Pero por favor no nos dejes colgados o esperando mas de una semana, ya que en ese caso tendria que saltearte....
Nueva regla para tooodos aqui no tardar mas de una semana!
La chica se quedo pensando profundamente mientras permanecía de cuclillas demasiado cerca de Ciel, bueno así seria si Doru no se pusiera como escudo digital peludo, pero por más que estuviera de puntillas, su estatura no le ayudaba para nada su tamaño. Pero la chica, como de costumbre seguía en su propio pensamiento, hasta que finalmente se movió para levantarle la camisa al hombre para verle el torso, si ahí estaban las heridas. Pero el digimon no tomo tan bien ese pequeño acto de osadía, ya que inmediatamente aparto la mano del hombre y la empujo hacia atrás, estaba escrito en toooda su cara un “No lo toques no sabes donde estuvo” mejor dicho un “No lo toques es un hombre!” si, el segundo encajaba mejor en esta situación.
Doru presto atención a la Renamon que estaba disculpándose, la verdad, el salto sobre su cabeza y la mordedura de lengua, no fue tan malo, si contaba con todo lo que le sucedió en el día, siendo este el primer día con su camarada….¿¡En que se metió!? Las posibilidades de que el terminara muerto antes de que terminara la semana eran demasiado altas ¡Y era viernes para colmo!

Antes de poder decir algo, la atención de todos fue hacia el otro humano que apareció en el lugar. Pero en vez de regresar el saludo, Ruyia se puso de pie y fue caminando hacia este quedando para a centímetros de este nuevo humano. Le miro de arriba abajo por varios segundos antes de comenzar a caminar alrededor de el, deteniéndose cuando ya termino de dar la primera vuelta. Y de la nada le agarro de las manos al chico estrechándola entre las suyas comenzando a moverlas de arriba a abajo.-¡Qué bien eres perfecto!.-Expreso de forma alegre mientras no paraba de sacudir las manos del chico de arriba abajo. Doru no pudo pasar esto por alto, por lo que simplemente se debido a fulminar con la mirada al pobre chico, mientras señalaba sus propios ojos con sus garras y luego al humano, claramente le mantendría vigilado. Después de varios segundos le soltó las manos y fue detrás de este comenzando a empujarlo hacia el príncipe roncante. –¡Sujétale los pies!.-Ordeno apuntando a los pies de Ciel mientras ella solo se apartaba  del grupo que se formo de la nada, por su culpa por supuesto.

Se alejo cerca de dos metros del grupo y levanto el brazo para señalar con su dedo índice el camino frente a ella, como los típicos protagonistas en los mangas shonen.-¡Bien! ¡De camino a la aldea de Lilymon!.-Declaro en un grito fuerte y lleno de confianza, aunque por su parte Dorumon solo le miraba con una expresión en blanco.-Ruyia….No es por ahí, es a tu derecha.- Declaro el digimon y de inmediato la chica solo se giro hacia la dirección siguiendo apuntando el camino.
Y sin esperar al resto comenzó a caminar, pero a penas dio nos pasos se detuvo mirando hacia su digimon.- Oye Doru….¿En esa aldea tienen ropa?.- El digimon se quedo pensando unos segundos antes de responder.-Supongo…la jefa de esa aldea siempre le gusto ese tipo de cosas. A pesar de que no las necesita ¿Por qué?
-Por que estoy en piyamas y ni siquiera tengo calzado….o sostén.- Hablo como si fuera lo más natural del mundo, mientras el digimon permaneció con una expresión en blanco, mientras trataba de recordar que era un sostén, cuando tuvo la respuesta, su expresión cambio por completo a una de pánico .-¡APURENSE! .-Grito en pleno estado de histeria para que los encargados de mover el cadáver, es decir al noqueado, apuraran el paso.


Ruhia Bravely
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: Entre nostalgia y encuentro

Mensaje por Ace el Jue Mayo 12, 2016 10:35 am


La primera en responder fue Renamon, a mi saludo aunque la chica no sabría si podría decir lo mismo. Fue extraño, ¿me estaba analizando?, por como me veía y me rodeaba podría decir que sí bueno al menos. Al ver como toma mi mano estrechándola por varios segundos y oírla se notaba demasiado enérgetica sin dudas. -Oye... Calmate.- Fue lo primero que dije, después de todo no esperaba tal saludo y a que se refiere ¿con que soy perfecto?. Tenía mis dudas pero bueno. De pronto comenzó a dar ordenes y como de costumbre me negué, no iba a seguir ordenes de alguien que apenas conocía hace unos segundos, cruzándome de brazos y observando. Al parecer iba a llevar a su amigo a una aldea para que descansará, ¿pero que le había pasado?. Gracioso, el Dorumon, corrigiéndola, se notaba bastante que no sabía ni por donde guiarnos correctamente, confiarme de que pudiera llevarnos a una aldea iba a ser difícil, pero bueno la seguiría por ahora. Caminé un poco pero me detuve observándola cuando está miró a su Digimon, su pregunta fue por así decirlo inesperada, ¿quien preguntaba de ropa en el Digimundo?, como si eso se encontrará mucho en estos lugares. Gaomon, también los observó que se encontraba caminando adelante mío, como de costumbre para protegerme de cualquier ataque repentino.

Al oír el porque simplemente no supe que pensar, creó que hasta mi compañero tuvo la misma reacción impactada, lo decía como si importará poco, se notaba que no le molestaba eso. La reaccción de Dorumon, fue más asustado que impactado por la respuesta de su compañera, sinceramente no entendía en que me había metido pero bueno, si iba a la aldea podría tomar un descanso. Retrocedí para sostenerle los pies al dormido o inconsciente, comov sea que este y comencé a avanzar, seguido de esa chica. Al final no me importaba mucho lo que hicieran pero iría a la aldea sería para tomar un respiro ya que tanto viaje era incómodo, y como parecen que ellos si saben pues no tenía más que hacer. Gaomon, solo caminó a mi lado esperando llegar a dicha aldea pronto.
Ace
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: Entre nostalgia y encuentro

Mensaje por Ciel Lawlet el Jue Mayo 12, 2016 10:27 pm

Ai rapidamente se movio cuando el joven tamer que venia con un Gaomon fue a agarrarle los pies a su tamer, ella instintivamente tomo sus hombros e hizo fuerza para que no fuera arrastrado todo el camino hasta la aldea, mientras tanto su mente estaba llena de pensamientos sobre lo que habia pasado en meros segundos luego de que el joven apenas saludara al grupo, este habia sido inspeccionado por la tamer de Dorumon de arriba a abajo en cuestion de segundos, tambien habia visto como luego la misma joven movia al chico y lo situaba frente a su tamer, algo que la puso un poco recelosa pero dado al extraño ambiente que habia ocurrido ella nisiquiera se inmuto.

"Sosten? que es eso?" Pregunto la Renamon a el joven que habia venido de ultimo, claramente ella nunca habia visto ninguno por lo que no tenia la mas palida idea de que era esa cosa, ni el por que habia hablado la chica de necesitar ropa... que ella supiera estaba bastante cubierta a decir verdad, no le veia un motivo por el cual habia que alarmarse tanto, bueno esa era su mas exacta opinion, pero por si las dudas se le ocurrio una idea y le quito el saco a su camarada en el instante en que decia que debia bajarlo un poco por que se le acalambraban los brazo y se lo dio a la chica para que se lo ponga de inmediato, literalmente, la forzo a ponerse dicho saco.

"Asi no tomaras frio, este bosque suele ponerse bastante helado de a ratos." Comento la Renamon de manera que nadie le intentara frenar de manera alguna su cometido, el cual esperaba haber cumplido para el instante en que ella volvio hacia el lado de su inconsiente tamer con el fin de seguir llevandolo hacia la aldea con la ayuda del joven dueño de Gaomon, al menos estaba algo mas tranquila de que no habia pasado nada malo a decir verdad y que las personas que estaban rodeandole en ese instante no eran para nada seres malos... de verdad tenia que agradecerle a quien fuera el responsable de tan afortunados incidentes.

Mientras tanto dentro de la mentalidad del princeso azul este se encontraba ya despierto y se apoyaba en el farol de la zona donde habia despertado, su cabeza le estaba doliendo mientras trataba de aclarar sus pensamientos, como habia llegado a ese lugar era simplemente un recuerdo vacio, o aquella personaje peluda que habia conocido en aquel mundo de monstruos parlantes era lo que era irreal? A decir verdad no sabia nada de ello y siendo un asesino a sueldo profesional tenia varios contactos del bajo mundo y sabia cosas que quiza millares de personas gustarian de saber, pero nunda habia sabido de un mundo de seres como los que el habia conocido hacia instantes.

En lo que estaba tratando de acomodar su mente, Ciel pudo sentir como las zonas de sus brazos estaban inusualmente calidos, poco el sabia que aquella calidez venia de Renamon quien le cargaba tomandole por estos con el fin de mantenerlo, sin mucho exito, algo ergido de manera que no se perjudicara su espalda ni se golpeara con rocas o algun que otro borde afilado que pudiera aparecer.

Fue mientras Ciel notaba esto que empezo a escuchar una especie de campaneo que venia de alguna zona y sin siquiera saber el por que el comenzo a seguir dicho sonido, mientras que se tapaba mas con lo que eran sus ropas ya que en parte su cuerpo habia comenzado a sentir algo de frescura, un tanto inusual para un joven mitad ruso-mitad ingles.
Ciel Lawlet
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: Entre nostalgia y encuentro

Mensaje por Ruhia Bravely el Vie Mayo 13, 2016 1:19 pm

Unos de los dones, o quizás maldición para las demás personas, era su increíble capacidad para hacer que estas le siguieran la corriente, al fin de cuentas quien se le negaría a una indefensa chica en piyamas que solo pedía ayuda para transportar un sujeto que decidió por quedarse dormido en medio de un bosque. Ahora que repasaba los hechos debía admitir que toda esta situación si era un poco extraña, si no contaba que también estaban en un mundo diferente al suyo con criaturas que parecían furris…¡Mala comparación! ¡Muy mala comparación! ¡No debió pensar en eso! Pero se entendía el mensaje claramente ¿no?

Ruyia se volteo a ver a la digimon que hacia la pregunta más incomoda de todas, bueno la segunda, en primer lugar estaba la pregunta de dónde vienen los bebes, aunque se podría decir que el único incomodo con el asunto de la pregunta era Doru que se estaba cubriendo el rostro con una de sus patas. Aunque la chica en lugar de sentir vergüenza solo mostro una sonrisa maliciosa, al fin de cuentas, en este grupo había mas chicos que chicas, así que ¿Por qué no hacerles pasar un poco de vergüenza a ellos? .-Los sostenes son una prenda de ropa que las mujeres usamos para cubrir nuestros-
-¡Déjense de estar de pie y apuren el paso si queremos llegar antes de que oscurezca!.-Grito Doru interrumpiendo a su camarada a mitad de su explicación, se podría jurar incluso que debajo de todo ese pelo violeta y blanco estaba sonrojado de la vergüenza de que su compañera sacara semejante tema de charla. Ruyia por su arte estaba cubriendo su boca la palma de la mano para cubrir su sonrisa traviesa, la cual no fue capaz de cubrir del todo.
Todo el cuerpo del digimon se tenso al ver como la Renamon jugaba a vestir a su camarada con el abrigo del hombre, ahora tendría que aguantar todo el camino el olor de camarada mesclado con el de un hombre.  Aunque Ruyia solo parpadeo por unos momentos, no entendía que fue lo que sucedió, pero viendo el abrigo más de cerca, le quedaba terriblemente grande, sus brazos apenas alcanzaban un poco más de la mitad de las mangas dejando que estas colgaran de sus brazos y el resto del abrigo se arrastraba un poco por el suelo, sin duda desventaja de ser tan pequeña.

Ruyia siguió encabezando la marcha, bajo estricta vigilancia de Doru el cual corría y le obligaba a girar cuando esta se desviaba o tomaba el camino incorrecto. Parecía una marcha de soldados cargando un hombre herido, pero la canción que cantaba Ruyia cada tanto no podía ser más distinta a eso.–If I could begin to be~ Half of what you think of me ~ I could do about anything...


Aparto del camino un arbusto que obstaculizaba su vista, encontrándose con lo que estaban buscando, tenía que ser la aldea otra cosa no podía ser, era un claro despejado donde atravesaba un pequeño riachuelo creciendo alrededor de este varios tipos de flores de todos los colores, tipos y mas deliciosos aromas. Pero sin duda lo que más llamaba la atención era la enorme flor rosa pálido en medio del lugar, estando en el centro de las pequeñas casitas alrededor.-¡Muy bien llegam…..-Ruyia se freno a media palabra mientras miraba al resto del grupo, mejor dicho miraba fijamente al digimon azul, pasaron unos segundos en silencio y la chica comenzó a temblar.-Ruyia ¿estás bien? Tiemblas mucho!.-Claramente el digimon estaba alarmado por el extraño comportamiento, bueno así era hasta que la chica dio un grito eufórico y se lanzo de un salto sobre el pobre gaomon mientras frotaba su cara contra este.-¡Qué lindo un perrito!.- Si, Ruyia recién notaba al digimon del otro humano, y tampoco estaba notando a la Palmon que se acerco desde la aldea y miraba con curiosidad al grupo mientras ladeaba la cabeza.
Ruhia Bravely
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: Entre nostalgia y encuentro

Mensaje por Ace el Vie Mayo 13, 2016 4:50 pm


Caminámos por un rato aunque resultó incómodo aquel tema que la chica había sacado, de seguro si el sujeto estuviera despierto se sentiría igual de incódmo. Aunque no lo mostrará mi rostro ya que mostraba una mirada tranquila y seria, me molestaba de cierta forma la actitud de la niña, ¿que no sabía andar tranquila viajando?. Al final yo no tenía motivos de ayudarlos pero bueno por ahora solo quería llegar a la aldea para dejarlos ahí e irme a descansar junto a Gaomon, mientras fuimos avanzando ya se notó un prado con más flores y no tardaron mucho en afirmar que ya estábamos en la aldea. Di un suspiro de alivio al ver la aldea pero presté atención a Dorumon, cuando esté se vio interrumpido al igual Gaomon, miró al Digimon que poco después vio a la chica, la cual poco a poco se vio más euforica y emocionada, como si fuera a estallar de la emoción por ver algo. Hasta que terminó dando un salto hacía Gaomon, mi compañero no quería para nada terminar abrazado apartándose rápidamente y quedando a mi otro lado, ha pesar de las palabras de la chica no se sentía muy cómodo teniéndola mu cerca, no la culpó ya que al final era más enérgetica al punto de molestar. Miré a la chica sin perder mirostro tranquilo . -Por favor, no actúes así con Gaomon, lo asustas.- Comenté, intenté no herirla pero era verdad, además literalmente Gaomon, no era un perro común era un monstruo digital. Solo esperaba no lo molestará, Gaomon, se notaba distante por si llegaba a actuar de manera hiperactiva esa chica con mentalidad de niña.
Ace
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: Entre nostalgia y encuentro

Mensaje por Ciel Lawlet el Sáb Mayo 14, 2016 6:09 pm

Renamon en si esperaba la respuesta completa de la joven, sin embargo, se tuvo que quedar con la duda, bueno, luego podria preguntarle a ella o a Ciel, ya que al parecer la bola de pelos violeta no le permitiria hablar, que cosa debia de cubrir aquella pieza de ropa que fuera tan importante, la verdad no tenia ni idea, por lo que empezo a mirarse un poco su propio cuerpo, a decir verdad no sabia si era correcto compararse con un humano en esos terminos, pero tampoco podia decir que sabia de todo, asi que podia darse el lujo de mirar comparaciones.

Quiza eran las manos? ella tenia un pelaje suave cubriendole pero los jovenes no tenian nada de aquella indole, a decir verdad el joven tamer de Gaomon tenia una especie de cinta sobre sus muñecas? Eso eran los sostenes? luego de ello Ai no podia notar alguna otra diferencia que tuvieran ambos humanos que se encontraban alli, bueno, la joven tamer parecia tener la parte superior de su cuerpo uhmm, mas desarrollada que la del joven, pero a si mismo Ciel no tenia aquella parte tambien desarrollada a decir verdad.

Pensamiento del user.:
(Nota: Pobre e inocente Renamon)

Para resumir las cosas Renamon se quedo pensando que podia ser aquella cosa que se debia usar para cubrirse algo, a decir verdad no tenia ni la mas remota idea de aquello, pero en fin si podia deducir por los aromas que su olfato pudo captar que se encontraban muy cerca de su destino y asi fue, tras largo rato de caminar ellos llegaron a la aldea donde se encontraban aquellos digimon del tipo planta, debia decir que no estaba tan familiarizada con estos por que bueno, habia estado recluida a su casa del arbol, naturalmente no habia hablado mucho con otras personas, ni digimons, aunque debia decir que pese a las actitudes de la chica, su canto... extraño y su falta terrible de orientacion, no le caian mal a decir verdad, creia que podria ser una buena amiga de ella, bueno, si es que no terminaba siendo como cierto digimon que al comienzo de todo era muy amable.

En cambio la prestacion silenciosa del joven si le daba un tanto de... inseguridad, seria la palabra adecuada, si le agradecia que el se habia prestado a ayudarles y tambien que estuviera cargando un poco del peso de su tamer, pero se lo notaba un tanto distante, como si realmente no quisiese estar aqui y solo hubiera quedado "colgado" por los accionares de la muchacha que ratos despues dio un salto hacia el Gaomon del joven... notandolo recien ahora mientras este al parecer no le habia agradado tal muestra de afecto, honestamente eso fue algo que no entendio ya que a ella le gustaria por mucho el sentir afecto de otra persona o digimon, bueno ella habia sido abusada por quien en alguna epoca habia sido un muy buen amigo de ella.

Fue en sus pensamientos que ella vio a una Palmon acercarseles con un tanto de curiosidad, al parecer eran un grupo un tanto extraño, bueno tres humanos y tres digimons, ademas los tres de distinta raza... no le insultaria si la Palmon saliera huyendo antes de que ella pudiera abrir la boca para decir que necesitaban la ayuda de ellos, sin embargo eso probo ser un tanto dificil ya que en parte estaba cargando la parte mas pesada del cuerpo de su tamer y por ende sus brazos estaban comenzando a pesarle un poco para estos instantes, por lo que su atencion se concentro simplemente en lo que acontecia referente a su tamer.

Sin embargo, pese a la calidez que habia en lo que uno solia llamar "realidad", Ciel se encontraba parado frente a un santuario de estilo japones, lo cual le hizo mirarlo un tanto extrañado, si el se encontraba en Japon al momento de ser atacado, pero no podia recordar en sus memorias que hubiese un santuario dedicado al dios Zorro en la ciudad donde se encontraba, a decir verdad le parecia un tanto sospechoso, pero el frio que comenzo a colarsele en la piel hizo que el entrara en el recinto con el fin de resguardarse de lo que al parecer, era una tormenta de nieve.

"Buenas tardes, hay alguien aqui?" Pregunto el joven ante la oscuridad que reinaba en aquel lugar.
Ciel Lawlet
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: Entre nostalgia y encuentro

Mensaje por Ruhia Bravely el Sáb Mayo 14, 2016 8:06 pm

Ruyia hubiera pasado horas enteras frotando su cara contra el digimon azul, de no ser por el comentario de su tamer, haciendo que fijara su vista en el digimon azul, no sabiendo si realmente estaba asustado, pero si podría decirse que estaba incomodo. Pero tampoco falto mucho para retirarse cuando Doru se lanzo a estar en medio de Ruyia y el gaomon, estirando sus patas para separarlos, sin duda el digimon violeta estaba actuando como si fuera el chaperón del grupo y encargado de vigilar que todos se comportaran como debían. Lo cual era una exageración, pero cumplió con el pedido del humano, logrando apartar a Ruyia del gaomon, pero ella no estaba muy feliz respecto a eso ya que estaba haciendo un mohín de enfado.
-Disculpen….¿Necesitan algo?.-Una voz suave y femenina llamo su atención, miraron a la dueña de esta que era nada menos que una Lillymon que estaba de pie al lado de la Palmon, la cual se aferraba a su pierna. Solo tenían una duda respecto a esto….¿En qué momento se acerco? Para una digimon así, se notaba que era sigilosa cuando debía. Como era de esperarse, Ruyia fue la primera a acercarse a la digimon, mirando con asombro a este. -Woah! ¡Un hada! ¡Que linda!.-Pensó en voz alta, claro, en el mundo humano no tenia hadas ni nada parecido, pero se notaba que en el mundo digital si tenían. La digimon se quedo observando a la chica claramente sorprendida por sus palabras, para luego solo comenzar a reír de forma animada, pero aun así era la líder tenía que comportarse como tal.-Soy Lillymon líder de esta aldea. No es común tener visitantes ¿Qué les trae aquí?.- Pregunto suavemente mientras observaba al extraño grupo de visitantes. –Hay humanos que necesitan atención médica urgente y los demás solo necesitan descanso.- Dorumon tomo la palabra, era mejor si el explicaba toda la extraña situación que estaba pasando.

Lillymon tenía una clara expresión de preocupación en su rostro, se acerco a Ciel viendo la sangre que tenía en su ropa, solo necesitaba ver eso para saber que tan grave era la situación. -Llévenlo a mi casa tengo ungüentos que utilizamos para las heridas.-Exclamo de forma rápida y extendió su mano hacia la gran flor que estaba en el centro de la aldea, la cual extendió uno de sus pétalos cayendo suavemente hasta el suelo. –Palmon ve con los demás, nuestros invitados deben estar hambrientos.- Ordeño a la digimon joven la cual solo asintió con la cabeza antes de comenzar a caminar y hacer un gesto con el brazo para que la sigan.-¡Es por aquí!

Ruyia, antes de poder dar un paso su ropa fue jalada por Doru, cuando bajo la mirada hacia el digimon, el solo apunto en dirección a la gran flor que hacía de casa para Lillymon, claramente la chica entendió el mensaje.-No, estoy perfectamente bien, él es quien necesita más atención que yo.-Se notaba un poco molesta que su camarada estuviera indicando que ella también necesitaba cuidados cuando estaba bien. Pero subestimaba por mucho, la terquedad del digimon.-¡Solo entra ya!.-Doru solo comenzó a empujar las piernas de la muchacha haciendo que esta caminara directo al interior de la gran flor contra su voluntad.
Ruhia Bravely
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: Entre nostalgia y encuentro

Mensaje por Ace el Sáb Mayo 14, 2016 8:40 pm

Off:
xD, digo lo mismo, pobre e inocente Renamon.
PD: Disculpen los Posts cortos.


Al parecer mis palabras no le gustaron mucho a aquella Tamer, de suerte su compañero los mantuvo separados a Gaomon, y a ella, fue un alivio ya que no tendría que preocuparse por Gaomon. Después de esperar un poco había aparecido un nuevo Digimon, con mucha semejanza a una hada, presentándose como Lilymon, la líder de la aldea adonde íbamos, al menos con la respuesta de Dorumon, me había ahorrado responder lo cual fue mejor para mi la verdad manteniéndome tranquilo, observando como revisaba al humano, que ahora sujetaba sus pies aunque si tenía lesiones quizás algo graves. Antes de soltarlo lleve al humano a la casa de Lilymon, para que no tuviera que ir arrastrado y empeoraran las heridas. Cuando finalmente estuvimos ahí optamos tanto Gaomon, como yo apartarnos comenzando a ir con la Palmon. -Espera Palmon.- Comenté para luego alcanzarla, necesitaban un descanso pero no querían perder a su guia por estos momentos.

Siguiendo así a la Digimon planta, aunque no pude evitar reír para mi solo en un tono bajo como susurro debido al tremendo lio que habían tenido Dorumon, y aquella Tamer, se notaba que alguien estaba muy preocupado, era gracioso en cierta forma ella se negaba pero uno persistió hasta que la escuchó. Pero bueno, ya no era parte de mi asunto lo que hicieran, solo seguí a la planta para poder descansar aunque sea la noche en la aldea antes de tener que irme y segui el viaje, claramente está solo había sido una pequeña parada inesperada pero bueno por parte también, la vi como la mejor elección ya que había ayudado a alguien..
Ace
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: Entre nostalgia y encuentro

Mensaje por Ciel Lawlet el Dom Mayo 15, 2016 8:43 am

Renamon al ver toda la situacion simplemente suspiro, por que se preguntaran? Muy sencillo estaba sintiendose algo aliviada ya, al parecer podrian tratar a su compañero de aventuras de manera satisfactoria y tambien no se sentiria tan agobiada, ademas de que el joven le ayudo a cargar a su compañero lo cual fue de muy gran ayuda a decir verdad, no sabia de que manera deberia de hacer para lograr ello si es que no le hubieran prestado su ayuda en aquel momento, sin embargo solo esperaba que las cosas fueran asi con calma y no que hubiera mucho mas alboroto alrededor, despues de todo, sabia que Ciel era una persona que no se quedaba calma aun estando dormido, sin embargo el hecho de que todo el griterio no le hubiera despertado en si le hacia sentir que no estaba todo terminado a decir verdadd, si su tamer seria curado, pero el habia estado muy atento los dias anteriores, por lo que el hecho de que no se despertara hacia que ella no pudiera sentirse del todo tranquila.

Mientras pensaba en esto, Ai tambien penso en otras cosas, como por ejemplo, en el por que su tamer se habia quedado inconsiente, no lo habia hecho cuando fue el evento de Black Agumon, ni lo habia visto dormirse siempre que ella estaba cerca de la casa, por lo que no podia dejar de pensar que su tamer se habia rendido al cansancio debido a las personas que habian llegado o al menos, por que ya no podia resistir mas sin dormir algo, estaba claro de que el era un humano, si un humano con una estamina y fuerza descomunal, pero un humano en fin, no? No podia pensar que los humanos no necesitaban descanzar.

En si decidio darle unas miradas al cuerpo de su tamer mientras seguian caminando hacia la flor gigante al centro de la aldea, intentaba hacer algo de caso omiso a las cosas que ocurrian a sus alrededores pues ella simplemente queria estarse preocupando por su tamer y nada mas, despues de todo, seria un poco tragico para ella si... no era mucho mejor no pensar en algo tan absurdo como ello, al menos queria poder darle las gracias a su tamer antes de despedirlo y no que algo malo pasara mientras el se encontraba inconsiente y de aquella manera.

Una vez llegaron a la flor gigante que les habia indicado la lider de la aldea hizo un ultimo esfuerzo para levantar a Ciel y recostarlo en la camilla, o al menos eso parecia ya que esta se encontraba como casi todo el lugar, adornada con distintas plantas que parecian ser parte de la misma casa mas que una mera decoracion, en si, le parecia un lugar un tanto bello, aunque algo exagerado a la misma vez por que no podia entender por que se necesitaban tantas plantas para este lugar, es decir, quedaban bonitas, pero quizas era cosa de ella o quizas era por algo relacionado con la raza a la que pertenecian aquellos digimons. ser tipo planta era ciertamente algo un tanto complicado.

"Estara bien si simplemente lo recuesto aqui?" Le pregunto a la lider de la aldea mientras apoyaba una de sus manos-patas en la cabeza de su tamer como si tratara de tomarle la temperatura, aunque simplemente podia decir que se encontraba preocupada por el puesto a que a pesar de toda la caminata el no habia vuelto a abrir los ojos desde aquel momento, y no era como si Ciel fuera de aquellas personas que podian dormir con naturalidad cuando habia mucho escandalo rondandole por los lados, si ciertamente, el estaba pasando por algo.

Mientras tanto, la conciencia de Ciel se encontraba esperando apoyada contra la pared del santuario donde el se habia alojado para pasar, el frio, el estaba acostumbrado a las largas esperas, era algo esencial en el arte del asesinato despues de todo ya que uno no podia ir a tontas y a locas disparando a cualquier peaton que se le cruzara... bueno si, ya habia tenido "compañeros" que hacian eso y el ya se habia encargado de irlos despachando, no hacian bien a la imagen del asesino profesional, muy diferente a la de los asesinos seriales por cierto, su trabajo era mas... "limpio" por asi decirlo, una pequeña incision por aqui, un pequeño disparo por alla, un pequeño y desafortunado accidente cayendo del cielo, ni hablar de la vez que tuvo que dispararle a alguien con un rifle francotirador mientras el se encontaba en un avion a bajo vuelo, simplemente toda una hazaña, pero en fin una hazaña desafortunada, pues el ya estaba un tanto harto de hacer aquellas cosas, fue por eso que cuando quiso separarse de "su familia" ocurrio lo que ocurrio y el ahora se encontraba por un lado en un santuario al parecer abandonado y por otro lado en una aldea llena de plantas de la cual ni se habia percatado aun.
Ciel Lawlet
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: Entre nostalgia y encuentro

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado



Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 3. 1, 2, 3  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.